18 Octubre 2017 7:29 AM

PortadaRegión

Oncólogo atendió a Quirinito en Santiago afirma tergiversan los hechos

Luis Ramón López | ACTUALIZADO 10.10.2017 - 10:34 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

 MOCA.-El doctor César Augusto Núñez Rojas, médico oncológico clínico, que atendió al recluso Pedro Alejandro Castillo Paniagua. salió en su defensa en vista del escándalo que se ha generado en torno al caso y en el cual señaló se ha querido “torcer y tergiversar” los hechos  desde el punto de vista médico a lo que concierne a su persona, donde alega cumplió con un protocolo para determinar la real condición de ese paciente.
   
En un amplio documento aclaratorio el doctor Núñez Rojas, manifiesta de que todo paciente que acude a su consultorio privado en la ciudad de Santiago, es atendido sin importar su condición económica, ni socia. “Es mi deber y costumbre asistirlo, orientarlo y el señor Pedro Alejandro Castillo Paniagua, no era la excepción”, puntualiza.
   
Aclaró el oncólogo médico que un diagnóstico de cáncer no se saca cual si fuera magia o sacar un As debajo de la manga, es el resultado de un diagnóstico histopatológico que te lo da un patólogo, luego de tomar una muestra de tejido.            

Después de un sin número de procedimientos como el de ser visto por médicos de la cárcel.
   
Luego de estos procedimientos, indica el doctor César Augusto Núñez Rojas, en su documento aclaratorio, el Procurador es el funcionario judicial que ordena que el interno sea visto por el médico legista, en este caso al señor Castillo Paniagua, quien acudió a su consulta referido finalmente. LLegó a consulta enviado por la Procuraduría de la Corte y el director del nuevo modelo penitenciario, desde San Francisco de Macorís, la mañana del miércoles 11  de nero del 2017, a las 9:46 AM, acompañado de su esposa, la señora Jennifer Dominguez y un nutrido cuerpo de seguridad.
   
“En ese momento el paciente llega a nuestro consultorio con un documento de fecha 22/12/2016, que le autoriza la salida a un centro de salud, en este caso a la clínica Union Médica, en la que el doctor Ismael Paniagua, en su condición de Coordinador Nacional del Modelo de Gestión Penitenciario, informa que ese despacho autoriza mediante el oficio número 025002, enviar al interno detallado más abajo a realizarse una evaluación médica con el doctor César Augusto Núñez Rojas”, reveló.
   
Luego abunda el doctor Núñez Rojas, de la historia clínica y evalución física, se indicaron los estudios correspondientes, que tiempo después arronaron como resultado que este paciente padecia de un Carcinoma Epidermoide de Lengua, étapa clínica IIIB.        
Estos resultados histopatológicos está en los archivos de Patologia del Laboratorio Lapct,que opera en la clínica, donde el galeno tiene su consultorio y los cuales está disposición de las autoridades que investigan el caso.

PLAN DE TRATAMIENTO
  
 El oncólogo César Augusto Núñez Rojas, con el historial clinico a mano donde de acuerdo a los resultados de laboratorios el paciente Alejandro Castillo Paniagua, padecía de un cáncer en la lengua tipo IIIB, se le programó un plan de tratamiento de seis ciclos de quimioterapia, a razón de una por semana, más radioterapia, que iniciaria el 31 de marzo de 2017, poniéndole una cita para el día 7 de abril de 2017, para continuar con el tratamiento.
   
Recordó que no fue posible traerlo ese día de la cita, por razones que desconoce y entonces fue traido el día 12 de abril de 2017, acompañado de su esposa y custodias. Se le aplicó su segundo ciclo de tratamiento y luego se remitió  ese mismo día al Centro de Corrección y Rehabilitación Vista al Valle, en San Francisco de Macoris.
   
Afirma que días después se entera en un mensaje que alguin dejó con su asistente, de que fue excluido del caso, porque supuestamente el Procurador, solicitó que el paciente sea evaluado nuevamente en el Instituto Oncológico de San Francisco de Macoris, incluso asegura por medio de una sentencia de la magistrada jueza la señora Aleida de Jesús Acosta, quien ordenó que el paciente no volviera más a la ciudad de Santiago a consulta privada.
   
Se alegaba que en su condición de interno debia ser visto, seguido y tratado en el sector de salud público por los médicos del INACIF y el personal de salud del Instituto Oncológico del Nordeste de San Francisco de Macorís.

Indica que meses después en el mes de septiembre, es que se entera en su residencia y a través de los medios de prensa de la muerte del señor Alejandro Castillo Paniagua, y es ahí que le comentó a su padre “ese muchacho fue mi paciente”.Oh sorpresa  para mi, era el famoso “Quirinito”.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords