26 Febrero 2017 5:23 PM

PortadaRegión

Qué le espera al país?

Rafael Santos | ACTUALIZADO 16.02.2017 - 7:27 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Salcedo.-Definitivamente, para nadie es un secreto que el país atraviesa una de sus más profunda crisis moral y política de los últimos 50 años. Ni siquiera los meses y años antes de la revuelta de abril de 1965, ni mucho menos aquella surgida en el 1984, cuando el país hizo vibrar su voz y se lanzó a las calles a protestar contra un sistema, cuya única garantía era la impunidad, la corrupción, y el pus que destilaban ciertos sectores de nuestra pobre nación, son similares.
   
Antes de que aquí pase cualquier cosa, las autoridades están en el deber de enfrentar al costo que sea, la corrupción que hasta los mamando (como se dice en el cibao) saben.  No pasa un día sin que en esta media isla quisqueyana se presenten nuevas pruebas en contra de aquellos que como amos y señores se han creído poseedores de la verdad absoluta.
   
El caso en este país lo vemos tan complejo, tan sombrío, que si quienes tienen la sagrada tarea de impartir justicia no lo hacen, en un futuro no muy lejanos (y miren que lo escribimos hoy, y ya otros lo han hecho) serán los sectores populares, los de abajo, quienes podrían sin dirección alguna (y eso es muy peligroso) quienes salgan a cazar cabezas.
   
El momento es estelar para que aquellos que de una manera o de otra se han convertido en cómplices silentes o actores de primera fila de este feo espectáculo,  en donde la corrupción y la impunidad se han adueñado hasta del sueño de los más humilde de este país, se casen con la gloria y permitan que las dolosas acciones que se vienen denunciando por más del 80 por ciento de las organizaciones civiles de este país, actúen en consecuencia.
   
No puede ser posible que tantos casos denunciados, tantas pruebas aportadas por la sociedad, tantas protestas que se vienen escenificando en diferentes lugares y sectores, no encuentren asidero en aquellos administradores de la llamada verdad……eso no puede ser posible.
   
El país entero le está pidiendo a grito que por favor les hagan caso a las denuncias constante antes de que cualquier cosa se pudiera salir de las manos y en el muro aquel nos lamentemos como nación.
   
En este sancocho social en donde los ingredientes ya están dentro del caldero, alguien a lo mejor con buenas o malas intenciones (quien sabes), pudieran tener entre sus manos, el jabón aquel que nos pudiera dañar la poca paz que hasta el momento respiramos.
   
Señor Presidente Danilo Medina, sacúdase, sacuda su gobierno. El país se lo agradecerá. El momento es oportuno para que usted de muestra de coherencia y seriedad frente al clima imperante…… Sabemos de sus buenas intenciones y su amor por la patria.
   
No sé si usted recuerda de nuestro encuentro,  allá abajo en la Sarasota, hasta donde previo al inicio de la campaña que lo llevo al poder por vez primera, lo visite en compañía de dos amigos comunes de Salcedo, en donde usted y yo conversamos y en donde hasta casi quede convencido de que usted iba a hacer algo diferente……..
   
Cásese con la gloria señor Presidente, dele rienda suelta a quienes puedan hacer algo y de paso limpiar la imagen de su gobierno que de acuerdo a los números no luce muy bien que digamos. Su mirada humilde y penetrante me dicen otra cosa muy diferente de lo que dicen sus detractores políticos y personales. No permita que en sus manos suceda la catástrofe que quienes observamos de lejos o de cerca estamos vislumbrando. Repito, el jabón alguien lo podría tener entre sus manos, echarlos en el sancocho y de paso jodernos la vaina con muertos en las calles y un panorama desolador al estilo de los abriles aquellos...




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords