19 Septiembre 2018 10:29 AM

PortadaRegión

Puertorriqueños asumen lucha titánica para levantarse de escombros dejados por ciclón

Nicolás Arroyo Ramos | ACTUALIZADO 13.09.2018 - 4:30 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

MOCA.-Esta Isla del Encanto, como es conocida Puerto Rico, dueña de playas, arena y sol, habitada por gente alegres, positivas y hospitalarias, lucha por levantarse de los escombros dejados por el huracán María, tras su paso hace un año por el territorio nacional (septiembre 2017), cuando ocasionó daños cuantiosos a la economía, agropecuaria, industria, comercio y afectó emocionalmente a la población en general.
    
Con el paso de María, Puerto Rico parecía una isla destruida, nunca antes se había visto una tragedia de esta naturaleza, ocasionando tanto daño, tumbando el ánimo colectivo y provocando el derrumbe de puentes, destrucción de carreteras, colapso del sistema eléctrico, agua, salud, comunicación y viviendas, mientras la alegría desaparecía como por arte de magia de los rostros de un pueblo que sentía haberlo perdido todo ante la realidad latente y que pensaba nunca se iba a recuperar, los árboles caídos llenaban de escombros las calles.
    
La presencia de María en toda la isla provocó una situación tan trágica, dramática y peligrosa que el gobernador de la isla, Ricardo Rosselló Nevares,   pidió en un mensaje por radio a toda la población que se quedara en sus casas: “Las carreteras no son seguras”, dijo en la ocasión la máxima autoridad de la isla en una alocución dirigida a la ciudadanía. Luego del fenómeno, se reunió en Washington D. C. con altos funcionarios del Gobierno federal y congresistas para dar continuidad a la recuperación de Puerto Rico tras el impacto del huracán María.
   
Rostros alegres desaparecieron en Puerto Rico con huracán María, “todos vivíamos un duelo colectivo con lo que estaba ocurriendo.”
    
El fenómeno natural María, la peor tragedia nacional en materia de fenómeno atmosférico, golpeó el sentimiento nacional, mientras la alegría desaparecía de los rostros humanos, en la población se sentía una especie de duelo colectivo.
    
“Nunca antes habíamos visto una situación tan desastrosa y calamitosa en Puerto Rico, como la ocurrida hace un año con la presencia del huracán María en esta isla, realmente todo parecía destruido y que nunca se recuperaría, pero con la ayuda de Dios y la integración de los distintos sectores todo se ha recuperado muy rápido, pronto vamos a ser lo que éramos”, expuso Emilio Sosa, un inmigrante dominicano llegado de Moca, al norte de la República Dominicana hace 30 años a esta isla, quien agradece la acogida brindada por este pueblo caribeño desde su llegada.
    
Significó que el paso de esta tormenta había dejado casi devastada nuestra isla, pero con el esfuerzo conjunto y la integración al trabajo de los diversos sectores han conseguido una recuperación pronta y notable del pueblo. La economía, agropecuaria, recuperación de los servicios de energía, agua, salud, comunicación, mejoran significativamente. Recordó que María, atravesó Puerto Rico como un cuchillo. El ojo del huracán entrando por la costa Sureste el miércoles por la mañana y recorrió la isla hasta la costa Norte, por donde salió esa misma tarde, llegando y marchándose con categoría 4.
    
Con una población estimada en 3 millones 337 mil personas, Puerto Rico fue impactado por el Huracán María y, según datos del Gobierno ocasionó la muerte a por los menos 2.975 personas. Prácticamente esta Isla quedó incomunicada por el derrumbe de los principales puentes y carreteras, mientras que el sistema eléctrico colapsó, arrojando perdidas en la industria, comercio, agropecuaria, viviendas.
   
La Universidad de Harvard daba a conocer un estudio el 29 de mayo de 2018, dando a conocer una estimación que supera de forma dramática la cifra oficial de muertos que mantiene el Gobierno de Puerto Rico, indicando que “Al menos 4,645 personas murieron como resultado del huracán María y su devastación en Puerto Rico el año pasado”.34 Una investigación de la Universidad de Puerto Rico, informa más adelante que las áreas más afectadas con el paso de María por el país  fueron las zonas sureste, norte central y noroeste de la Isla.
    
Puerto Rico, “Estado Libre Asociado” pueblo con historia, tradiciones y grandes encantos:
  
 Puerto Rico, bautizado oficialmente con el nombre de Estado Libre Asociado de Puerto Rico, es uno de los catorce territorios no incorporados y uno de los dos estados libres asociados con estatus de autogobierno de los Estados Unidos de América. Se localiza en América, al noreste del Caribe, al este de la isla La Española y al oeste de las islas Vírgenes. Su costa oeste se sitúa a aproximadamente 1536 kilómetros (960 millas) al sureste de la costa de Florida, la más cercana de la zona continental de Estados Unidos.
   
El archipiélago de Puerto Rico incluye la isla principal de Puerto Rico (8896 km²) - la más pequeña de las Antillas Mayores - y un número significativo de cayos e islas más pequeñas; de las cuales las más grandes son Vieques (135 km²), Mona (55 km²) y Culebra (30 km²). Es una isla con clima tropical y, a pesar de su tamaño, posee diversidad de ecosistemas: bosques secos y lluviosos, zona cárstica,1 áreas montañosas, ecosistemas costeros y marinos, lagos, entre otros.
    
Puerto Rico fue un territorio ultramar de la corona española desde la llegada de Cristóbal Colón en 1493 hasta la promulgación de la Carta Autonómica de Puerto Rico en 1897, siendo provincia española de 1897 hasta la guerra hispano-estadounidense de 1898. Cuatro siglos de administración española dieron lugar a una cultura hispanoamericana, siendo la lengua española y el catolicismo sus elementos más distinguibles.2

Los españoles construyeron numerosos fuertes, iglesias y otros edificios de uso público, comercial y residencial,34 así como puertos, faros5 y carreteras. Durante más de tres siglos, Puerto Rico estuvo comunicada con la península ibérica por medio de convoyes de las Flotas de Indias que unían Cádiz y San Juan una vez al año.6
    
Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses desde 1917, cuando el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley Jones.7 Aunque su relación con Estados Unidos es similar a la de un estado de la Unión8 y se le permitió la redacción de una Constitución para el manejo de asuntos internos, está sujeto a los poderes plenos del Congreso estadounidense mediante la Cláusula Territorial. 9
Esto significa que el poder de ejercer su soberanía recae en el Congreso de los Estados Unidos y los poderes existentes en la isla, al no gozar de protección en la Constitución estadounidense, son revocables. Los puertorriqueños no pueden votar en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, a menos que dispongan de residencia oficial en alguno de los cincuenta estados o en el Distrito de Columbia. Si es así, pueden trasladarse a su lugar de residencia y votar presencialmente o utilizar el procedimiento de voto a distancia (ballot absentee).10
   
María, considerado el peor desastre natural de Puerto Rico
   
El huracán María, con una presencia activa en Puerto Rico desde el 16 de septiembre hasta el 2 de octubre del 2017, está considerado como el peor desastre natural en afectar a Dominica y Puerto Rico y el décimo huracán más intenso en la cuenca del Atlántico.
   
En la temporada del 2017, fue la décimo tercera tormenta nombrada, octavo huracán consecutivo, cuarto huracán mayor, segundo de categoría cinco y la más mortífera. En su pico de intensidad, el ciclón causó numerosas fatalidades y daños catastróficos por todo noreste del Caribe, interfiriendo con las labores de recuperación en las islas de Sotavento provocadas por el huracán Irma.
  
 El huracán alcanzó la categoría cinco de huracán el 18 de septiembre, antes de tocar tierra sobre Dominica, convirtiéndose en el primer huracán de gran intensidad en impactar a la isla. Al debilitarse levemente por el contacto con tierra, María alcanzó su pico de intensidad sobre el este del Caribe, con vientos máximos sostenidos en 280 km/h y una presión de 908 hPa.
    
Su presencia en el territorio, afectó emocionalmente a un alto porcentaje de la población, especialmente de aquellos que perdieron a familiares, amigos, vecinos y compañeros de labores. Así como aquellos que perdieron sus viviendas, negocios y vieron como afectadas de alguna manera sus actividades habituales. Toda una población quedó impactada con el paso del fenómeno natural por una Isla del Encanto que prácticamente quedó destruida.
    
Alegría, positivismo, fe profunda en Dios, espíritu de solidaridad contribuyeron a recuperación económica, social y emocional:
    
Para la licenciada Mary de Sosa, profesional de la administración y Magister en el manejo de Recursos Humanos, quien además, fue impactada directamente por el fenómeno natural, al ver perder la vivienda de su madre, expresa que la condición de pueblo alegre, positivo, espíritu de lucha, fe profunda en Dios y solidaridad, fueron elementos esenciales para alcanzar la recuperación que ha tenido en solo un año y que la recuperación haya sido muy notable.
   
“Eso no fue nada fácil, ver todo destruido de un momento a otro con la presencia del huracán María en todo el territorio nacional, el ánimo de las personas estaba en el suelo, pero con la profunda fe que tenemos en Dios, el positivismo que llevamos dentro y la solidaridad y lucha permanente notamos una recuperación profunda en cada una de las actividades”, expresa la joven profesional puertorriqueña, quien lleva varios años casada con el dominicano Emilio Sosa, nativo de la ciudad de Moca.
  
Con un alto grado de positivismo, la licenciada Sosa, indica que la dedicación de todo el pueblo al trabajo, la economía de Puerto Rico y cada una de las actividades habituales que se desarrollan en esta comunidad de gente alegre, mucha fe y solidaria:            

“Tenemos mucha fe en el porvenir de Puerto Rico, en la lucha por el progreso de toda la gente y que la solidaridad y el amor al prójimo que muestran  los hijos de toda nuestra isla”, expresa la joven profesional con mucho entusiasmo en el futuro de su pueblo.
    
Expuso que la tragedia ocasionada por el Huracán María sirvió para unificar más  a este pueblo, incrementar su hospitalidad y amor por los demás, ya que muchas familias que vivían económicamente bien lo perdieron todo y, debieron recibir la solidaridad, ayuda y cariño de los vecinos: “María nos dejó la enseñanza de unificarnos como familia y pueblo, a pararnos y mirar al vecino que nos quedaba al lado y con el cual nunca hablamos y compartimos, realmente dentro de los daños que ocasionó el fenómeno natural nos unifico mucho y levanto el espíritu de cooperación que no identifica”, significó.
    
Datos de huracán María:
   
El huracán María es conocido como el peor desastre natural en afectar a Dominica y Puerto Rico. Fue el décimo huracán más intenso en la cuenca del Atlántico y el segundo huracán más intenso de la temporada del 2017. Wikipedia
   
Vientos máximos: 282 km/h
Presión mínima: 908 mbar (hPa; 26.81 inHg) (La décima más baja en el Atlántico)
Fecha: 16 de septiembre de 2017 – 2 de octubre de 2017
Categoría: Huracán Categoría 5 (EHSS)
Daños: 105 mil millones (USD 2017)
Duración: 15 de septiembre-1 de octubre
Zonas afectadas: Puerto Rico, Dominica, República Dominicana.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.