15 Octubre 2018 7:54 PM

PortadaRegión

Resaltan legado del pasado presidente del Senado Rafael Peralta Pérez

Marcelo Peralta | ACTUALIZADO 09.08.2018 - 4:10 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

SANTIAGO RODRIGUEZ.-En años atrás, el trabajo político y el carácter social del ciudadano Juan Rafael Peralta Pérez y sus peculiaridades personales han sido de grandes logros y resonancia colectiva para esta provincia.
    
La pervivencia del “zorro político” santiagorodriguense y hombre de confianza del fenecido presidente de la República, doctor Joaquín Balaguer y su otrora Partido Reformista Social Cristiano -PRSC-, su permanencia en el poder le permitieron a ese hombre diminuto, pero de pecho erguido, desempeñar con transparencia posiciones cimeras.
 
SINDICO
   
Su primer cargo con sede en el municipio de Sabaneta, fue la de ser el Alcalde Municipal.
    
Como administrador de la ciudad, logró reubicar en el sector La Sabana el pley de béisbol, doctor Armando Arturo Sosa Leyba.
    
Sosa Leyba, era nativo de Neyba en el Sur del país dotado de ideas claras revolucionarias y profesionales.
    
Este inquieto ciudadano llegó a ostentar cargos diplomáticos en varias repúblicas de América Latina y Centroamérica.
     
Peralta Pérez, actualmente con 85 años de edad, dotado de excelentes balances historiográficos, cautivando logros personales, familiares, sociales en la actualidad se dedica a la agricultura.
 
Ha sido un hombre de pocos ruidos
    
Ostentó cargos de relevancia en los gobiernos de Joaquín Balaguer.
    
Senador de la República, desde el 1966 hasta 1994.
    
A los cargos que ostentó en los gobiernos de Joaquín Balaguer desde el 1966 al 1978 y 1986 al 1996, entró recto y salió con la frente en alto.
    
En lo político, fue senador por la provincia Santiago Rodríguez durante 24 años.
   
 Siendo representante de la Cámara Alta, en la cual fue su presidente.
   
 Al perder el Partido Reformista Social Cristiano las elecciones generales del año 1978, Peralta Pérez tuvo el bagaje de juramentar al presidente electo por el Partido Revolucionario Dominicano -PRD-, agrónomo Silvestre Antonio Guzmán Fernández.
    
Tras la visita a República Dominicana del papa Juan Pablo II, Peralta Pérez tuvo el grato honor y la investidura de recibirlo y acompañarlo a varios lugares.
    
Fue ministro de Interior y Policía; también, Secretario de Estado sin Cartera y muy influyente en los gobiernos de Joaquín Balaguer.
    
Al aceptar trabajar de forma incansable en esas posiciones entró recto y salió con la frente en alto.
    
En su trajinar por las escalinatas del Palacio Presidencial, pudo confeccionar relación de ideas, valores y realizaciones políticas en la proclamación de la igualdad de nacimiento, la ponderación del mérito individual, la valoración mayoritaria que, a pesar del tiempo transcurrido le dispensa con hidalguía la sociedad. Aún inactivo del quehacer político, hay decenas de sus conciudadanos que los visitan en sus oficinas en procura que los orienten respecto a diversos temas sociales, políticos y económicos por su experiencia.
    
Es bien sabido que andar en las lides políticas no resulta un ejercicio ni tarea fácil, porque hay que convivir y compartir con personas de todos los estratos sociales y tratar de que todos queden satisfechos.
    
Pero, este “viejo zorro político” como lo han bautizado sus amigos de más confianza, ha sabido manejarse y triunfar, aunque ya prácticamente está retirado; sin embargo se mantiene administrando sus negocios de hotel, discoteca, estaciones de combustibles y fincas agrícolas.
 
ACTIVISMO

    
Durante los tiempos de activismo político, Peralta Pérez a través de sus conexiones políticas, el gobierno de Joaquín Balaguer dispuso en la provincia Santiago Rodríguez la construcción, reparación y pavimentación de calles, carreteras, caminos vecinales.
    
Del mismo modo, la construcción de acueductos, hospitales, entre otras obras trascendentales, las cuales han quedado caracterizadas por la notable capacidad de desarrollo colectivo.
    
Muchos de los comunitarios de los municipios Sabaneta, Monción y Villa los Almácigos pertenecientes a la provincia Santiago Rodríguez expresan su convencimiento de que las gestiones realizadas por Juan Rafael Peralta Pérez todavía pueden exhibir con orgullo las conquistas obtenidas.
    
Tras los procesos de activismo políticos del presidente, doctor Joaquín Balaguer, aún personas de edades muy avanzadas, recuerdan las conquistas sociales que se consiguieron a favor de la provincia de Santiago Rodríguez cuando Juan Rafael Peral Pérez encabezaba al Partido Reformista Social Cristiano –PRSC- en esta demarcación.
    
Y expresan que las mismas constituyeron un eje fundamental e impulsaron el desarrollo colectivo.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.



Juan Rafael Peralta Pérez, en su condición de presidentedel Senado, saluda al Presidente de la República, Silvestre Antonio Guzmán en el año 1978.
Juan Rafael Peralta Pérez, el presidente de la República, Joaquín Balaguer y el Papa Juan Pablo II en su visita al país en el año 1978.