16 Octubre 2017 10:13 PM

PortadaOpiniónColumnas

Tierras usurpadas por Haití

Ing. Conrado Asencio

Ing. Conrado Asencio

Ing. Conrado Asencio | ACTUALIZADO 19.03.2017 - 5:23 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

1 de 4                                                          

Nuestra patria ha de ser libre e independiente  de toda potencia extranjera o se hunde la isla.
Juan Pablo Duarte


PRIMEROS ARREBATOS FRANCESES
Para poder llegar a interpretaciones correctas sobre el tema que tratamos a continuación, tenemos que remontarnos en primer término a los primarios acuerdos suscitados entre los franceses y españoles que ocupaban tierras de la isla de Santo Domingo con el propósito de establecer un límite fronterizo. Por tal razón se inician conversaciones y se concluye con   el ACTA DE EL CABO, acta firmada en el año de 1680 que estableció, mediante convenio entre las partes, los limítrofes (provisionales desde nuestro punto de vista), entre los territorios españoles y franceses que iniciaron soluciones para finiquitar los problemas de usurpaciones de tierras, que desde hacía años y aun a esa fecha, irrespetaban y continuaban ocupando las tierras que detentaban los españoles desde el mismo día de su descubrimiento.
   
El Tratado de Riswick, firmado en el año de 1697, tratado que verso en la paz entre los imperios europeos y donde se permitió la ocupación de los franceses en el territorio occidental de la Isla de Santo Domingo, permaneciendo en la misma, sin ningún asidero legal, sino que su permanencia fue basada en la tolerancia de las autoridades españolas. Consecuencia de dicha tolerancia, los franceses continuaron usurpando nuevo territorio de los españoles, del lado oriental de la isla, lo que motivo a que se buscara un nuevo acuerdo donde se dejó establecida una frontera definitiva entre las dos ocupaciones de franceses y españoles e inmediatamente, en el año de 1704 se levantó en la zona fronteriza del lado oriental que ocupaban los españoles, el poblado de HINCHA.
   
Alrededor de unos cien años después, tuvo que ser firmado el TRATADO DE ARANJUEZ, tratado que fue consolidado en el año de 1777 entre Francia y España (siglo XVII), llevado a cabo para zanjar diferencias, y firmado para establecer nuevamente, las fronteras de las dos colonias ubicadas en una misma isla, entre los terrenos que ocupaban los franceses y los españoles. Este Tratado aseguro a Francia su posesión en la isla de Santo Domingo y le sirvió de apoyo para tratar de integrar la tierra que ocupaban los españoles, y apoderarse de toda la isla mediante el Tratado de BASILEA, firmado y llevado a cabo en el año de 1795.
   
Es imprescindible enumerar que, a fines de evitar la expansión y continua ocupación de los franceses, de las tierras del dominio español, que actualmente definen el territorio dela República Dominicana, las autoridades españolas dispusieron que, provenientes de la provincia española, de las islas Canarias, arribaran a las tierras de la isla de Santo Domingo español hoy Republica Dominicana, unos 4 mil inmigrantes, de los cuales solo llegaron, a estas nuevas tierras, alrededor de unas 1,400 personas. Por ese entonces, a fines del siglo XVII, en la parte ocupada por los españoles, la población no superaba la cantidad de 125 mil habitantes, razón por lo que más que sensata, hacían que se encontraran muchas tierras despobladas y el territorio ocupado por los franceses, hoy Haití, tenía una población numerosa de   africanos esclavos, mulatos, nacionales francesas, entre civiles y militares, que vislumbraban usurpar nuevas tierras que ocupaban los españoles.

POBLADOS FRNTERIZOS AUSPICIADOS POR LOS ESPAÑOLES.
Luego de ser levantado el poblado de HINCHA en el 1704, encontramos, según datos históricos que, en el año de 1760 se levantó el asentamiento humano con habitantes provenientes de las islas Canarias, poblado conocido como Nuestra Señora de la Anunciación y al año siguiente de 1761 fueron levantados los poblados conocidos como San Rafael de la Angostura, San Miguel de la Atalaya construida en el 1768, al igual que San Gabriel de la Caobas. Podemos apreciar que todas las poblaciones citadas fueron levantadas con anterioridad a la firma del Tratado de Aranjuez, Tratado firmado en el año de 1777 donde se determinó el límite fronterizo entre las ocupaciones de los españoles y franceses. Estos señalamientos históricos los consideramos imprescindibles para que nuestros lectores recuerden las vicisitudes que atravesaron los españoles con la continua invasión francesa a las tierras que dentaban, que a la postre, fueron las enseñanzas para los haitianos.

Continuaremos.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords