25 Junio 2017 8:02 PM

PortadaOpiniónColumnas

La esperanza del movimiento verde contra la impunidad y la corrupción

José Jáquez

José Jáquez

José Jáquez | ACTUALIZADO 19.03.2017 - 1:20 pm

1 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El surgimiento del Movimiento verde contra el gran fardo de la corrupción pública y la impunidad descarada abre una ventana de posibilidades de expresión de los indignados de la República Dominicana.
   
Indignados porque las estructuras del estado dominicanos no funcionan a favor de los electores y demás ciudadanos. La única dependencia que rinde con eficacia es la Dirección General de Impuestos Internos DGII porque es una vía para recibir ingresos. Los encargados de cobrar impuestos  tienen una lupa para detectar fuentes de generación de gravámenes para ensanchar las arcas del gobierno. Esa vocación de cobranzas sόlo es efectiva contra personas sin padrinos, los que tienen bloqueada las posibilidades de desarrollo económico.
  
 En contraposición con el pago de impuesto las estructuras de servicios públicos son extremadamente deficientes, especialmente los hospitales, en los que no hay medicamentos, materiales gastables, no hay camillas, no hay espacio para atender enfermos, no tienen ni siquiera seguridad en las áreas de emergencias. Las dependencias de servicios públicos que funcionan lo hacen a precio de carácter privado,  pues tienen un costo que deben pagar los usuarios. Por ejemplo una simple constancia de no antecedentes penales, un cambio de pasaportes, un acta de nacimiento, cualquier documento  que deba expedir el estado dominicano, se adquieren  porque tienen un alto costo para el usuario. Concomitante con la disfuncionalidad,  campea   la corrupción de mediano y alto rango sin que se tomen las correcciones y se responda a los contribuyentes sobre el destino del dinero público. Casos de expedientes se han hecho famosos en los que se ha jugado con el dinero que pagan los ciudadanos de a pie.  Mencionar solo algunos, expedientes de los aviones  Super Tucanos, para perseguir el narcotráfico,   el gran caso de la Oficina Supervisora de Obra del Estado OISOE, una institución paralela al Ministerio de Obras Publicas, caso Punta Catalina y la gran telaraña de la Empresa Odebrecht.
   
La salida del libro verde es una primera manifestación de rechazo a la corrupción y la impunidad de los funcionarios del gobierno. Los buenos dominicanos  no odian a los corruptos, sino que aborrecen a los encargados de perseguir, y castigar a esos y que no sόlo no actúan, también se asocian al acto doloso facilitando todo el peculado contra el interés público de la nación.
   
Firmar el libro verde, caminar de verde contra la impunidad, identificarse con esta noble causa del pueblo,   es el toque de trompeta de una ciudadanía que despierta y hace consciencia de que el voto depositado por los políticos tiene un valor empoderado frente al funcionario. Si quien tiene el poder es el pueblo no hay razón para  que un funcionario corrupto no tenga que ser llevado a un tribunal y  que responda por sus hechos. Como tampoco hay razón para que quien representa la nación permita que ese estado de cosas afecte al país y todo siga igual.  La nación dominicana se mueve con el verde, con la esperanza de que se haga justicia con los funcionarios corruptos.



1 comentario(s)


  • 1

    Julio Cuello

    20.03.2017 - 11:37 am

    Porque los accionantes de la firma del Libro Verde no hablan de la invasión haitiana al País y de las políticas de Unión de la Isla por parte de Francia, Canadá,Estados Unidos de América y la Comunidad Europea. Los fondos de sustentación económicas de las marchas del Libro Verde que eroga esos gastos operativos.

    Atentamente,

    Julio Cuello Espinal.


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords