25 Junio 2017 8:01 PM

PortadaOpiniónColumnas

La llama verde en contra de la impunidad

Josefina Almánzar

Josefina Almánzar

Josefina Almánzar | ACTUALIZADO 16.03.2017 - 6:35 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El pasado 12 de marzo salió desde Capotillo, la Llama verde. En la historia de la República Dominicana un 16 de agosto del 1863, los dominicanos lanzaron un grito de reclamación a la restauración del país, de reclamación a la restauración de la soberanía nacional que había sido mancillada por Pedro Santana en 1861  a través  de la anexión a España. El Grito de Capotillo de 1863 trajo como consecuencia la guerra restauradora y con ella la vuelta al establecimiento de la soberanía nacional.
   
Hoy 154 años después los dominicanos y dominicanas volvimos a Capotillo a iniciar una ruta restauradora para reclamar justicia y fin de la impunidad. Ya que la injusticia y la impunidad han estado en nuestra historia política como un cáncer que ha dejado a esta Patria lacerada en lo más profundo de su ser.
   
Sí, volvimos a Capotillo y esta vez no sólo con un grito sino con una llama; una proclama de luz y fuego en busca de la restauración moral de nuestro país. Una antorcha que pasará de mano en mano, de pueblo en pueblo, de provincia en provincia porque necesitamos reconstituir la ética como guía del accionar público y privado.                    
Necesitamos iluminar nuestros caminos. Volver a creer, a confiar en que es posible vencer la corrupción que ha carcomido  las entrañas de esta tierra quisqueyana.  Porque tenemos que restaurar la institucionalidad del Estado Dominicano.
   
La Llama Verde de esperanza, de sanación, de iluminación, debe ser recibida en todos los rincones del territorio dominicano con entusiasmo porque todavía ser dominicano, ser dominicana, vale la pena. Este es pueblo decente, trabajador, honesto y ya no puede seguir permitiendo que los corruptos le roben su presente, le enloden su pasado y le aniquilen su futuro sin pasar nada. Sin que nadie pague por sus delitos, hechos, crímenes.
   
La Llama Verde recorre los caminos de esta tierra hasta el domingo 19 de marzo donde será entregada en el Parque Independencia porque necesitamos desenterrar la lacra de corrupción, la inmundicia de indolencia y delincuencia de la administración pública.

Este pueblo ha marchado y seguirá marchando. Este pueblo ha firmado con tinta verde. Este pueblo ha encendido la luz de la Llama Verde y desde Capotillo ha gritado : Basta ya! Queremos y reclamamos  justicia y fin de la impunidad!

La autora es Abogada y docente universitaria.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords