16 Diciembre 2017 4:50 PM

PortadaOpiniónColumnas

La personalidad

Julio César Padilla

Julio César Padilla

Julio César Padilla | ACTUALIZADO 22.02.2017 - 10:01 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Se refiere a la persona total; es la expresión de lo que usted es y lo que usted hace, es lo íntimo de todo individuo, es el resultado de todas las reacciones expresadas en su vida diaria.
    
También se manifiesta la personalidad en el hogar, en la escuela, en el terreno de juego, en la oficina, en el teatro, en la calle, y en la intimidad de su hogar, comprende tanto lo que usted dice como lo que usted piensa de las diversas situaciones con la que se enfrenta diaria y constantemente.
   
La personalidad, pues, se revela por la conducta total de una persona, y por la reacciones de los demás ante esa conducta, el impacto de la conducta de una persona, hace que los demás reaccionen ante ella favorable o desfavorablemente, este proceso también puede invertirse, la idea que cada uno tiene de cómo impresiona a los demás puede constituir una fuerza intensa que le haga modificar su propia conducta, para bien o para mal. No obstante, siempre debemos combatir el mal.
   
La personalidad se va formando desde la infancia como consecuencia de un entrenamiento deliberado por parte de los padres, educadores y el medio ambiente, por ejemplo se aprende comer, a vestir, a leer y a hablar y otras conductas más que se aprenden a diario; pero la mayor parte de la personalidad son el resultado de un aprendizaje realizado por el propio individuo mediante un proceso de ensayo y error; mientras más ensaya, más fortalecida quedarás la personalidad.

Factores que forman la personalidad:

El carácter, temperamento, motivación, conocimientos y la experiencia, además de los factores mencionados anteriormente hay otros que se adquieren y que muchas veces son influencia del medio y de la decisión personal por mejorar nuestra personalidad.

Aspectos distintivos de la personalidad:

El físico, emotivo, intelectual y social, no basta con lucir una buena y aceptable apariencia personal, todo lo cual se reduce al aspecto físico, que si bien es cierto es importante, es sumamente importante tener control del comportamiento emotivo.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords