16 Septiembre 2019 2:06 AM

PortadaOpiniónColumnas

Paradojas de una democracia

Rafael Octavio Lantigua

Rafael Octavio Lantigua

Rafael Octavio Lantigua | ACTUALIZADO 09.09.2019 - 7:26 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La verdad solamente sirve a sus esclavos, según reza una lógica máxima, pero Seneca ripostaba que era preferible molestar con la ímproba verdad y no tratar de complacer con adulonería y mentiras propias de un vasallo y mediocre.
   
La vergüenza, la dignidad, y los valores señeros, no se pueden confundir en la urdimbre del cieno de la impunidad.
   
La trampa de la prevaricación, la profanación y el dolo de la falencia mal ejemplarizante con la falta de aplicación consecuente de la ausencia de justicia y veredictos idóneo convincentes derivados acorde a los hechos cometidos.
   
¿Cómo se destruye y profana la credibilidad? Inventando y poniendo multas a personas violando la ley de transito en seres que no tienen ni licencias de conducir..Siendo estos hechos improcedentes y abusivos..También otra práctica corriente y habitual y virulenta y criminal es el invento de los famosos paquetitos de droga que adrede y hurtadilla se le colocan a cualquier ciudadano que se le quiera hundir en las cárceles a pulgar condena dañando su imagen si es que sale vivo de las mismas. Otro caso también, es el de lenidad y benignidad del Ministerio público, quien es nombrado por el Ejecutivo de la nación, y se convierte en un organismo político  de compadrazgos y de ventorrillo con inclinación y amarres a las componendas para recibir líneas por conveniencias coyunturales…
   
Los entramados y la indiferencia mas los abusos discriminatorios de orden económico con fuerza avasallante que obnubilan con la ceguera del cuándo y cómo se usa poniendo los sentimientos y poderíos económicos a favor del poder y la opulencia  a favor del confuso sistema.
   
Otros oprobios y viles roperías es la famosa ilegalidad desaprensiva en allanamientos erráticos sin autorización donde los agentes humillan produciendo destrozo y no compensa en sus errores a las víctimas. Un caso conocido que ha despertado la conciencia nacional es al muerte de la joven abogada de San Pedro de Macorís, recientemente, en donde el ex esposo quito su vida  a esa profesional matándose luego. Este un ejemplo vivo de como actúa la justicia con sus deslices que todos cuestionamos en la actualidad donde está abierta la ilegalidad de libertad de ese peligroso homicida y sucedida.

EL AUTOR ES POETA Y ESCRITOR



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.