16 Septiembre 2019 6:08 PM

PortadaOpiniónColumnas

Situación religiosa en Europa en el siglo XVII

Julio M. Rodríguez

Julio M. Rodríguez

Julio M. Rodríguez | ACTUALIZADO 16.08.2019 - 3:16 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Las migraciones de europeos a la America del Norte en el Siglo XVII, fueron por motivos religiosos, por tanto debemos examinan  someramente que ocurría en el cristianismo europeo en esos años.
   
El cristianismo es una religión cuya base es la fe. No es una religión donde se impone la razón, pues la razón humana no puede entender eso de tres personas divinas y un solo dios o de una virgen concibiendo por obra del espíritu  santo y dando aluz un niño, dios desde antes de nacer. Es  como si a una piedra le hablaran de reproducción;  ella para aceptarla,  tendría que hacer un acto de fe, pues eso de reproducción es sobrenatural para ella y si a un vegetal le hablan de idiomas y comunicación tendría que hacer un acto de fe para aceptarlo, porque eso de idiomas, es sobrenatural para un vegetal.

Los judíos pensaban que el mesías vendría a liberarlos del yugo de los romanos, pero Jesús no habló de nada al respecto,  dijo que su reino no era de este mundo y cuando le tiraron el “gancho” de si  era lícito  pagarle tributo al cesar, pidió .una moneda y preguntó que de quien esta imagen y esta inscripción y cuando le dijeron que era del cesar dijo: pues dad  a dios lo que es de dios y al cesar lo que es del cesar”, (ver Mateo 20: 19-22 ) implicando que las cosas del estado no eran cosas religiosas, aunque claro está, deben regirse. por principios de justicia y equidad, los cuales el cristianismo no se cansa de repetir.
   
El último mandato de Jesús a sus apóstoles, fue, “id por el mundo y predicad el evangelio a todas las criaturas y el que creyere y se bautizare,  se salvará: pero el que no creyere, será condenado  (Ver Marcos 16: 15-17)
   
En el Imperio Romano religión y estado estaban juntos y a los cristianos los perseguían porque se negaban a reconocer al emperador romano como un dios, pues para ellos, solo Jesucristo era dios. El cristianismo  fue tolerado  en el Imperio Romano a partir de año  313, por el edicto de Milán por Constantino, pero el imperio romano ya estaba decadente, cayó poco después y Roma fue saqueada por los bárbaros de Alarico, en el año 410, con lo que desaparecieron los emperadores  y fueron reemplazados por los papas de Roma, que se convirtieron  en la base política-religiosa  de la civilización occidental, cuando los bárbaros fueron convertidos al cristianismo en los próximos tres siglos y esta religión se convirtió en el lazo que unía a los pueblos europeos. Siguieron   juntos iglesia y estado.

Declararse o ser declarado hereje,  era el mayor delito en esta situación, pues el Papa era la mayor autoridad política y religiosa en la cristiandad.

Algunos brillantes pensadores como Tomás de Aquino (1225-1274)  hablaron de la separación de iglesia y estado   y de que el bautismo liberaba al hombre de la esclavitud,   pero ningún caso le hicieron. Se predicaba  que el hombre  salvaba o condenaba su alma,   por sus actuaciones aquí en la tierra.

El papado se corrompió y vinieron las protestas, de varios reformadores. Uno de ellos    Savonarola  terminó  ahorcado (1498); Erasmo de Roterdan era de los mas conocidos.
Ninguno de los reformadores en sus protestas   desafiaban  la autoridad religiosa del Papa, hasta que llegó Lutero, quien basándose, principalmente en la venta de las indulgencias, la desconoció y dijo que cada cual podía interpretar la biblia a su manera, aunque no acusó al Papa de estar predicando el evangelio erradamente, pues si iba a desconocer la autoridad religiosa de este, esa tenía que ser el fundamento de su rebelión religiosa. Lutero fue declarado  hereje en la dieta de Worns en 1521 y comenzaron las guerras religiosas en Europa y los cristianos que tenían el mandamiento de amarse .unos a otros, se olvidaron de eso y  comenzaron a matarse entre sí.
   
Lutero se casó y objetó algunas de las enseñanzas de los  Papas, afirmando  que  el hombre se salvaba solo por su fe,  pero no separó iglesia de estado, ni contradijo que prestar dinero con  interés era pecado.

Es entonces cuando aparece el predicador francés Juan  Calvino.
 

 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.