18 Agosto 2019 9:05 AM

PortadaOpiniónColumnas

Galeno: médico de controversias

Dr. Frank Espino

Dr. Frank Espino

Dr. Frank Espino | ACTUALIZADO 13.08.2019 - 6:20 pm

1 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“No hay que apagar la luz del otro para que brille la nuestra” Mahatma Ghandi
(1869-1848)

 
Si existe un personaje médico en la Historia de la Medicina controversial este es sin duda alguna Galeno. Las opiniones que se tienen hoy día sobre su valor como médico, son controvertidas.
   
Algunos ven en Galeno al médico más grandioso de todos los tiempos; otros, lo consideran un falso guía, "una estrella de segundo orden".
  
Es juzgado como el médico más ególatra de su época. Ya que se jactaba de su progreso, de sus ganancias de sus vastos conocimientos. En todo caso, en edad avanzada, esto ofreció Galeno a la posteridad:
   
“Así he ejercido la práctica médica hasta volverme viejo, y nunca he fallado en el tratamiento o en el pronóstico a diferencia de otros muchos médicos famosísimos”
Galeno fue un típico ecléctico.  Fue el seguidor más cercano de Hipócrates, aunque tomaba conocimientos de todos los que pudieran aportar y le daba una explicación a su manera, dejando entender así que sus conocimientos eran propios de él. Según los historiadores, Galeno es el comentarista más grande de Hipócrates en la Antigüedad.
Galeno vivió 70 años, nació en Pérgamo en 129 d.C. Creció bajo la tutela de su padre y, llegado a los 18 años, decidió ser médico.

Tuvo la suerte de viajar por muchos años en busca de conocimientos, pasó por Alejandría y regresó a Pérgamo, donde fue médico de gladiadores, donde desarrolló habilidades quirúrgicas por las heridas que provocaban las grandes luchas de esos mismos gladiadores.
   
La Historia de la Medicina nos dice que: “A los 33 años se trasladó a Roma, donde abandonó la cirugía y alcanzó gran prestigio y tuvo la protección de parientes del emperador Marco Aurelio”
   
Muchos opinan que fue un médico que siempre le gustó la nobleza y estar cerca del poder.
   
“Así, a los 37 años de edad tenía el camino abierto para alcanzar la mayor aspiración: la corte imperial. Pero sin que se sepa hasta ahora el porqué, abandonó la ciudad precipitadamente y volvió a Pérgamo. Pero la corte romana lo mandó a llamar, y a los 40 años llegó a Roma para quedarse allí para siempre”
   
Una cosa hay que destacar es  si bien es cierto escribió cerca de 400 obras en sus “Disertaciones Anatómicas”, las mismas están cargadas de errores ya que están en basadas en la disección de animales.

Personalmente soy seguidor de Hipócrates, por eso me niego aceptar que me llamen “galeno”.
   
Simplemente prefiero me llamen médico o doctor, antes que galeno, ya que basado en la historia, este personaje (Galeno) siempre buscó un estatus social superior a los demás, se adueñó de aportes de otros para decir que eran de él, contradecir a los grandes maestros y sobrevivir al amparo de las grandes riquezas que da el poder. (Gran similitud, de muchos que hoy día coquetean con poderes ocultos en  contra de las grandes mayorías de su clase, sobre todo la médica)
 
El autor es médico, escritor y profesor universitario
 


1 comentario(s)


  • 1

    Rolando Estrella Sandoval

    14.08.2019 - 6:04 pm

    Realmente me asombra como muchas queremos lucrarnos con el conocimiento de otros muchos de nuestros hermanos colegas caen en el anonimato y me asombro como en el País nuestro se habla de plagío, sin involucrar las otras clases profecionales que son artista del plagio que pena que nuestra clase de valores incalculables solo seamos críticados sin tomar en cuenta nuestra gran labor asistiendo al más desposeídos a los descamisado de elena perón y que seamos usados muchas por los politequeros baratos que solo pueden ofrecer un puerco, un salami para aprovecharse de la ingenuidad de la gente cada 4 años y que muchos de nuestros hermanos colegas se vendan al mejor postor y que luego excivan como trofeos lo que otros construyerón con esfuerzo, trabajos y estudio y sangre para hacer una clase médica mejor. Galeno, Hipocratés vivierón su epoca ahora nos toca a nosotros sin tomar el esfuerzo de otro debemos brillar con Luz propia.


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.