20 Julio 2019 7:44 AM

PortadaOpiniónColumnas

A propósito de la gente de pelo malo o pelo bueno

Pedro Mendoza

Pedro Mendoza

Pedro Mendoza | ACTUALIZADO 14.04.2019 - 4:24 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El  5 de abril, LA INFORMACION publicó un artículo firmado por la joven Josinell Martínez y titulado  “¿En realidad existe un pelo malo?”, sobre el cual, y para los fines de orientar debidamente a los lectores, quiero hacer algunas precisiones desde el punto de vista de la genética humana.  
   
Más del 90% de la población dominicana cree que su pelo lo dice todo en cuanto a si usted tiene cabello de hebras lizas, suaves y de crecimiento rápido o si tiene pelo  corto, rígido o duro y crecimiento lento. Y esas características del pelo las relacionan de inmediato con su origen étnico o racial. Por lo que si usted tiene un pelo que cae entre los de hebras lisas y suaves, pues será cualquier cosa pero prieto o negro no es.( Por eso en la Era de Trujillo, si usted era prieto pero tenía pelo “bueno”, lacio o casi, usted era un “prieto lavao”). En cambio, si su pelo es rígido, corto y duro, entonces creen que si usted no es haitiano, por lo menos está anda muy cerca de serlo. Sin embargo, el color y textura del cabello humano son estrictamente hereditarios.
   
Cuando la PUCMM abrió la Facultad de Ciencias de la Salud en 1975, fui contratado como profesor de una asignatura llamada entonces Genética Médica. Pues los estudiantes de medicina de todo el mundo deben poseer siquiera los fundamentos de una ciencia tan compleja como es la genética humana, ya que cientos de enfermedades tienen su origen  sobre una base hereditaria. Por aquellos años, la gente común aseguraba que ser puta o cuernera se heredaba, por lo que había que insistirles a los futuros médicos que tal creencia no tenía fundamento. A pesar de que la genética utiliza una nomenclatura bastante difícil para la comprensión del lector común, pues me limitaré a usar los términos técnicos de la manera más sencilla posible para que este artículo tenga utilidad para todo público.
   
El color de la piel, de los ojos y del pelo humano es heredado en todas las razas que habitan  la Tierra. Absolutamente ningún humano escapa a ese determinismo biológico. Pero tampoco ningún primate y ningún mamífero.
   
Hasta hoy se han descubierto diez genes distintos relacionados con las características del cabello humano. Aunque a usted le parezca raro, el rasgo genético más estudiado científicamente ha sido el pelo y la piel y esos estudios genéticos han hallado que para que tengamos un pelo “así” o “asao”, todo dependerá de la interacción de esos genes. Y dado que el ratón tiene un código genético semejante al del humano en un 94%, pues en esa alimaña es donde se han llevado a cabo la mayor parte de las investigaciones sobre el pelo ya  que la rata hembra tiene un periodo de gestación de solo tres semanas.
   
Por ejemplo, una proteína llamada melanina es la responsable del color de la piel y del pelo. Los humanos tenemos dos tipos de melanina: la eumelanina y la feomelanina. La gente que tiene el pelo negro es porque el 99,9% es eumelanina y los que tienen un pelo un poco marrón oscuro es porque tienen un 1% de feomelanina. Pero los que tienen un pelo cobrizo a castaño es porque tienen hasta un 5% de feomelanina. Por ejemplo,
   
Un gen llamado IF4 es el responsable de que tengamos canas, pues dicho gen provoca que la producción de melanina disminuya, a medida que nos ponemos viejos, en el 80% de la población humana. El hecho de que el 99% de la población mundial tenga el pelo negro se debe a que el gen responsable de ese  color es de naturaleza ‘epistática’, es decir, que es dominante sobre los otros cuatro genes que permiten la expresión del color negro.

El pelo humano se compone de carbono 50%, oxigeno 25%, nitrógeno 7%, hidrógeno 6.5% y sulfuro 4.5%, independientemente de la raza a la que se pertenezca. Fíjese que el aire contiene nitrógeno y oxigeno, y el agua oxigeno e hidrógeno, por eso no se extrañe de que en el cabello haya aire y agua aun estando seco. Si no existe enfermedad del cuero cabelludo, es la testosterona la única responsable de la calvicie del hombre, pero en el cromosoma 8, se halla el gen responsable de la calvicie.
   
Hay 4 tipos de pelo en los humanos (lacio, ondulado, rizado y crespo) y en todos tenemos, debajo del punto de su nacimiento, glándulas sebáceas, pero sobre todo en el pubis y los sobacos. El sudor del sobaco y del pubis se acompaña normalmente de más grasa que el pelo de la cabeza y es responsable del olor natural específico de cada persona. Por eso es que el olor de los genitales de alguien, mujer u hombre, es único.        
De modo, que cuando se dice de manera gráfica, que el pelo de Fulana  jala más que una yunta de bueyes, porque un hombre llora por ella,  a pesar de que lo rechaza hasta con ira y asco,  talvez no se esté muy lejos de la verdad. Cada tipo de cabello tiene características que lo distinguen de entre los demás.
   
El pelo de los genitales y los sobacos va de ondulado a rizado, y solo en los negros puros es totalmente crespo.
   
Durante el gobierno de Lilís (1884-1899), en el cibao, al mal llamado “pelo malo”, que es el crespo, le decían “pelo e pipo”; imagine usted por qué. Al pelo lacio, “pelo lambío”, al pelo encrespado pero largo y rígido, le decían “pelo e ripio”. Y al pelo crespo en motica le decían “pelo e pimienta” y “pelo e cacata”.
   
En fin, que un dominicano no puede pretender tener un pelo como el de un chino o un hindú sin ser chino ni ser hindú, sino afroantillano.  Ahora, que usted se lo puede mejorar por fuera a base de champúes y desrizados, ¡ah, po ta bien!

 
 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.