17 Agosto 2019 10:37 AM

PortadaOpiniónColumnas

Cápsulas lexicosemánticas

Domingo Caba Ramos

Domingo Caba Ramos

Domingo Caba Ramos | ACTUALIZADO 07.02.2019 - 7:21 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

¿Por qué « Jons»?

HOMS es la abreviatura o sigla del nombre del Hospital Metropolitano de Santiago. La  sigla de una palabra escrita en idioma español, pero que a muchos  comunicadores sociales y demás hablantes de nuestro país, y particularmente del Cibao, les ha cogido con pronunciar como si se tratara de una voz propia de la lengua inglesa: “jons”, en lugar de “ons”.
    
Quizás actúen por analogía quienes persisten en el uso de esa ánglica pronunciación, por cuanto se sabe que en inglés la letra h suele articularse como j cuando aparece en posición inicial de palabras seguida de vocal, como bien se puede apreciar y comprobar en palabras como ‘home’, ‘how’ y ‘house’, entre otras.         

Tal práctica talvez pueda deberse  al hecho de percibir el sonido “jons”  mucho más prestigioso y eufónico que el muy castellano “ons”. Sin embargo, no importa  la razón a que se apele. Si bien la fuerza del uso  ha convertido en norma la realización fonética de la   primera de las  siglas precedentes,  desde el punto de vista lingüístico no existen razones que  justifiquen  el uso de   “jons”, en lugar de  “ons”, en el momento de articular el nombre del Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS)

«Medio ambiente y medioambiental»

En la bases del concurso patrocinado por una prestigiosa empresa de Santiago, hace ya varios años, el periodista, en su programa de televisión, leyó el título del tema propuesto: “Periodismo y medioambiente”, y, un tanto confundido, no tardó en llamarme para compartir conmigo su idiomática inquietud:
   
-  “Pensé - me dijo - que  medio ambiente se escribía en dos palabras y no en una, como la veo escrita por aquí”.

“-  Así es - le respondí. No sucede lo mismo, sin embargo, cuando se trata de su adjetivo correspondiente: medioambiental, el cual sí debe escribirse en una sola palabra”

  Vale destacar que medio ambiente es una forma pleonástica o redundante de decir medio o ambiente, toda vez que medio, lo mismo que ambiente, se define como el “ conjunto de circunstancias o condiciones exteriores en que vive alguien o algo”

«El interior del país»

Esta frase se emplea comúnmente para designar cualquier  lugar o pueblo de nuestro país, distante de la capital de la República; pero sucede que según el criterio académico, interior es lo “Que está en la parte de adentro” o lo “Que está muy adentro”
    
Conforme a estos conceptos,  sólo podríamos admitir como pueblos, sitios o lugares  del interior del país aquellos  situados geográficamente en el centro o “muy adentro” del territorio nacional. Por la misma razón quedarían excluidos de esa categoría los sectores alejados del centro o no ubicados “muy adentro”, como serían las comunidades fronterizas o las pertenecientes a nuestro litoral, tales  como Miches, Samaná, Puerto Plata, Dajabón, etc.        

Si por el contrario se persiste en considerar como del interior  a  esos pueblos costeros, entonces también tendríamos que admitir como tal todo lo que corresponda a la parte costera o litoral de la ciudad de Santo Domingo.

«El Sur profundo»

¿Existe en nuestro país un sur no profundo? Honestamente no lo sé. Mas así parecen concebirlo quienes cada vez que se refieren a esa zona de la República Dominicana siempre hablan de sur profundo.
   
El adjetivo profundo, además de “intenso o muy vivo” entraña la idea de hondura o gran penetración. En virtud de esto, inconcebible sería considerar como honda, intensa y penetrante a la histórica, heroica y lejana región sureña. Talvez, en tales casos, en lugar de profundidad, al hablante lo que realmente le interese sea subrayar la idea de lejanía; y en lugar de profundo, quizás lata en su mente la idea que más se corresponde con el sentido estricto de lo expresado: la idea de sur lejano.

«A la altura del kilómetro… »

 “El accidente se produjo a la altura del kilómetro cinco de la Autopista Duarte...”- se lee en una nota de prensa publicada recientemente en uno de nuestros diarios.
    
Confieso sinceramente que ignoro, y me gustaría conocer, los instrumentos técnicos de que se valen muchos de los periodistas dominicanos para determinar la “altura” o “pendiente” de un  determinado kilómetro.
   
¿ No será esa “ a la altura del ...” una de esas  famosas “expresiones chatarra” que tanto vulneran la esencia del Principio de Economía  Lingüística, principio que,en el caso que nos ocupa, bien pudo respetarse si el redactor hubiera escrito : “El accidente se produjo en el kilómetro cinco de la Autopista Duarte ...”








             
 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.