15 Junio 2019 6:32 PM

PortadaOpiniónColumnas

A través de sus ideas

Redacción | ACTUALIZADO 11.01.2019 - 7:22 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“Si no puedo ver por mí mismo la liberación de este pueblo, lo veré a través de mis ideas”
Juan Bosch



En la edición del 10 de Noviembre el periódico Listín Diario publicó una noticia internacional que llamó mi atención, tanto así que la copié y compartí con mis contactos como una manera de dar promoción a la noticia. Se hablaba de que por primera vez la prestigiosa casa de moda Prada de Italia cerraba la temporada con una modelo de color.


¿Y qué importancia puede tener una noticia del mundo de la alta moda internacional para llamar la atención de los lectores dominicanos? Pues que la modelo de color en cuestión es una muchacha dominicana. Se trata de Licett Morillo, una humilde joven de Herrera en Santo Domingo con apenas 21 años de edad. La reseña del Listin Diario decía: “La mujer dominicana sigue cambiando la historia...tras un arduo casting de tres días en Milán, Licett Morillo hace su debut en el Show Spring/Summer 2019 adquiriendo fama mundial en segundos”.
   
La revista internacional Vogue coronó la noticia publicando en sus páginas con un gran encabezado en letras grandes: “Licett Morillo: la historia de la modelo dominicana que desfiló para Prada un mes después de ser descubierta”. Y debajo en letras menos grandes, pero destacadas: “La historia de la moda tiene un nuevo capítulo y es el que escribe esta principiante en modelaje que en un mes ha cerrado el desfile de Prada”
El hecho de que una muchacha dominicana de origen humilde conquiste el más alto peldaño de una industria tan importante como la industria de la alta moda debe llenar de orgullo a todos los dominicanos.

Pero el día 5 de diciembre el Listín Diario publicó una noticia más interesante todavía, otra joven profesional dominicana de nombre Evita Garcés había sido nombrada Directora de Mantenimiento de American Airline, primera vez que una mujer ocupaba esa     posición.
  
 Y en la misma fecha se publica la noticia de otra dominicana, Margarita Luna, que es Directora de Grupos y Eventos en un conjunto de hoteles de lujo con unas cuatro mil habitaciones en Cancún.

Estas noticias son cambios muy significativos en el comportamiento y conquista de dominicanos a nivel mundial. Ya sabemos de otros tantos jóvenes dominicanos que ponen en alto nuestro nombre a nivel mundial, como el caso del arquitecto Richard Moreta quien reside en Moscú y es altamente reconocido por sus mega proyectos de aspecto futurísticos. Y el caso de la arqueóloga Kathleen Martínez, de fama mundial por sus investigaciones en busca de la tumba de Cleopatra.

No se trata sólo de algunos pocos dominicanos de gran renombre como Oscar de la Renta, Sammy Sosa, Amelia Vega, Alex Rodríguez, Juan Luis Guerra, Romeo Santos o David Ortiz. Una nueva oleada de jóvenes surgidos de la entraña misma del pueblo humilde invade al mundo cambiando la historia en cuestión de segundos, como dice la reseña del Listín Diario.

¿A qué se puede atribuir estos avances, si podemos llamarle así? Al crecimiento económico sin lugar a dudas. El crecimiento económico significa un crecimiento en el mundo material, un mejoramiento en las condiciones materiales de existencia y las personas de una sociedad cualquiera viven, piensan y actúan de acuerdo a las condiciones materiales de existencia.
   
Un país que crece económicamente, crece en su infraestructura y por el análisis dialéctico se sabe que hay una relación directa entre el crecimiento de la infraestructura, llámese el mundo material y el crecimiento de la superestructura, llámese el aspecto social.
   
La frase de Juan Bosch que encabeza este escrito lo dice todo. Para Bosch el concepto liberación va más allá del aspecto meramente político o partidario. El sueño de Bosch de ver a su pueblo liberado ya está en marcha. Las ideas son infinitas y Juan Bosch con su mirada infinita sigue y seguirá mirando en el tiempo el avance y el devenir de su pueblo.


Por Arturo Emilio Ureña
Círculo de Estudios del Pensamiento Político de Juan Bosch


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.