18 Marzo 2019 3:25 PM

PortadaOpiniónColumnas

Un nuevo amanecer

Vinicio Guzmán Luciano

Vinicio Guzmán Luciano

Vinicio Guzmán Luciano | ACTUALIZADO 10.01.2019 - 7:33 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El año 2019 es un nuevo amanecer para toda la humanidad, es la oportunidad para la vida, para guardar cosas provechosas y nuevas y deshacer las que no nos sirven, pero no me refiero solo a cosas materiales que se botan para obtener nuevas. Es un tiempo para que nos innovemos, para renovar, para realizar alguna actividad o curso importante.
   
Pero lo que más necesitamos es, la renovación espiriritual, la parte más afectada en el proceso de la vida cuando no le damos la significancia que amerita. Luego es el alma y al final el cuerpo. Pero la mayoría de los humanos hacemos lo contrario, empezamos por el cuerpo y si sobra, le dedicamos algo al espíritu.
   
El año 2019 es la mejor oportunidad que tenemos para tomar la esperanza y que esta sea nuestra compañera en el camino, pero llenos de fe de que aun con las adversidadades, lograremos objetivos.  Después de tanto movimiento de fiestas, ropas, regalos, comidas, ilusiones y alegrías, queda muchas veces la tristesa, la desilusión y el desánimo, tal vez de pensar que hay que empezar de nuevo, que hay que buscar un nuevo trabajo o algún otro asunto pendiente. Pero hay que empezar, hay que seguir, no todo termina ahí, la vida hay que seguir, construyendo sueños y marcando los pasos del futuro.
   
El nuevo año 2019, es un reto para todos/as. Es un año para reflexionar bien por quién vamos a ejercer esa importante decisión en nuestras vidas que es votar en las elecciones del 2020.        

De tu voto y el mío siempre ha dependido la soberanía, la libertad, la democracia, sobre todo, el desarrollo de nuestra familia y del país. Nunca podemos dejar de darle importancia a nuestro voto, hay que votar para tener poder de decisión, pero también para que se oiga nuestra voz.
   
El año 2019 nos invita a movilizarnos, a participar, a tener parte en la opinión pública, a informarnos, a leer la Constitución, a manejar mejor en las calles, a leer un poco más, a formar parte de las discusiones políticas y económicas del Gobierno, a preguntarle al Gobierno para qué va a tomar decisiones como préstamos que hipotecan al país, de por qué va a vender una parte de Punta Catalina.            

Todo esto es reto ciudadano en el que no nos podedemos dar el lujo de dejar pasar, porque si no, nos ven solo como borregos que solo debemos votar por ellos y nada más.
   
El año 2019 es un año para no perder el tiempo esperando lo que no ha de venir. Pero debemos organizarnos y unirnos. La unidad es la mejor forma de progresar y conseguir nuestro desarrollo. Es la mejor manera de llegar más pronto. No lo lograremos si estamos divididos, ya que ese es el arma que se utiliza para engañarnos. Este año es una oportunidad para que dejemos el idividualismo y los bombardeos de la post-modernidad para poder realizarnos como sociedad y dejar atrás esos sentimientos negativos y de poca colaboración social.
   
Que en este 2019, Dios nos ilumine para trabajar sin descansar por una mejor nación, con los valores que se necesitan para lograrlo. Nos ilumine Dios para decidir como sociedad nuestro destino.  Que tomemos parte en los asuntos de nuestra nación. No solo los políticos y empresarios deben dirigir y decidir, también nosotros. No nos emocionemos, vamos a hacerlo con conciencia, pero sobre todo, poniendo al Señor como el guía y dueño de todo esto.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.