23 Enero 2019 11:23 AM

PortadaOpiniónColumnas

Vamos de frente al 2019

Josefina Almánzar

Josefina Almánzar

Josefina Almánzar | ACTUALIZADO 10.01.2019 - 7:29 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Después de unas merecidas vacaciones volvemos a llenar este espacio con nuestras inquietudes, reflexiones y observaciones, pero no quiero seguir escribiendo sin antes abrir mis brazos y enviarles un cálido abrazo a todas y a todos. Un abrazo cargado de energías renovadas en la esperanza, en la armonía, en la búsqueda de esa paz que tanto necesitamos encontrar y compartir en nuestra cotidianidad.
   
Amigos y amigas ya llegó el 2019, un año que se proyecta con grandes retos y desafíos en todos los niveles. Un año que nos invita, nos convoca a movernos, a cambiar nuestras actitudes hacia la vida en todas sus manifestaciones y escenarios. Un año que representa para nuestro país todo un desafío a nivel económico, judicial, político y sobretodo electoral, ya que es un año preelectoral en el cual la participación de los partidos políticos será intensa con todos los nuevos requisitos que les exige la Ley 33-18 sobre Partidos Políticos.
   
Todos y todas vivimos durante el 2018 el estado de deterioro que sigue enfrentado nuestra sociedad. Continúan pasando hechos ante nuestros ojos de tanta violencia y delincuencia que nos quedamos anonadados, sin palabras, ni respuestas.
   
Vimos, por ejemplo, cómo el sistema judicial dominicano sigue deteriorándose   a tal punto que la ciudadanía ha perdido la confianza en el. La institucionalidad del Estado dominicano se fue hace años de vacaciones y no encuentra la forma de retornar. Los feminicidios siguen aumentando, a tal nivel que el último día del 2018, a pocas horas de escuchar las campanadas del inicio del 2019, escuchando la horrible noticia de dos feminicidios, como cierre del año. Todo pasó en ese 2018 como un filme de terror, como una pesadilla que nos arropa diariamente.                

Sin embargo, siempre tenemos la oportunidad de cambiar el estado de situaciones, tenemos el poder de transformar las realidades que nos desgarran por realidades de satisfacción general. Tenemos puertas abiertas para hacer los ajustes necesarios, para hacer que esos cambios positivos a los cuales aspiramos y deseamos puedan ser una realidad.
   
Tenemos por delante un libro para escribir nuevas páginas en la historia de nuestras vidas y por ende en la de nuestro país y de toda la humanidad.

Este 2019 no es para quedarnos sentados, sumisos, indiferentes, apáticos. Esas actitudes tienen que estar en el baúl del pasado, sepultadas en el 2018.  Ahora, frente a todos estos retos y desafíos del 2019 vamos a movilizarnos en todos los espacios y escenarios donde nos encontremos, ya ni siquiera como un deber, sino como una responsabilidad social, ciudadana.
   
En este 2019 es fundamental en la toma de decisiones que marcarán los destinos de nuestro país principalmente en el aspecto político. Este 2019 nos convoca a ser protagonistas no espectadores de la vida. Los cambios no vendrán solos, tenemos que inducirlos, procurarlos, reclamarlos. Basta de quejas y lamentos. Es el momento de accionar, de decidir, de comprometerse.
   
Vamos hacerlo con entusiasmo, alegría y fe motora porque nosotros como dominicanos y dominicanas nos merecemos un mejor país. Tenemos el derecho a un mejor mañana, a un mejor  porvenir, con garantías reales y efectivas.
   
Vamos a construir ese futuro posible trabajando y sembrando en este presente. Vamos a darle de frente al 2019. Vamos hacer que lo que queremos, suceda!

La autora es Abogada y Docente universitaria.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.