17 Junio 2019 3:49 PM

PortadaOpiniónColumnas

Cultive el optimismo

Moisés Estévez

Moisés Estévez

Moisés Estévez | ACTUALIZADO 08.01.2019 - 7:34 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

"Un optimista es un hombre que dice que la botella está medio llena, cuando está medio vacía."

Quizás en estos precisos momentos, es cuando más necesario se hace, cultivar el optimismo. Es preciso desarrollar la actitud de los que afirman la bondad fundamental del orbe, o que el conjunto del bien supera al del mal.        

Dicho de otro modo, el optimismo, es la tendencia a tomarse las cosas en su aspecto más favorable, es decir, a confiar en el porvenir. Sin llegar a ser quiméricos, es altamente conveniente ser optimistas! Una actitud positiva se comporta como una especie de intermediario entre Ud. y la realidad.        

Una buena forma de visualizarlo, sería, como si fuese un cristal, a través del cual, se ve todo de una forma más clara y nítida. En contraparte, el pesimismo, sería un cristal sucio y oscuro, que no le permitirá poder ver de una mejor manera.
   
Ventajas de cultivar el optimismo:

•        Una mejor salud. Aún Ud. no lo crea, su mente también influye en la salud física y en el bienestar de su cuerpo. Existe evidencia que demuestra que hay una relación entre la propensión a enfermarse y el estado de ánimo y la actitud de ver las cosas, por lo que siendo optimista, puede evitar y curar enfermedades en forma más fácil.

•        Sin depresión. Los optimistas también son menos proclives a tener problemas de depresión, pues ven su vida de una manera positiva y por tanto, la estiman y aprovechan mejor.

•        Mayor sociabilidad. La autoestima y el optimismo están íntimamente relacionados, y así propician, que el individuo tenga  mayor confianza en sí mismo y pueda interactuar exitosamente con los demás. De esta forma, relacionarse con su entorno, es decir, con amistades y demás, no amerita ningún esfuerzo extra.

•        Desarrollo de un espíritu emprendedor. Observar el porvenir con buenos ojos, alienta a los optimistas a llevar a cabo sus ideas, sin pensar que las cosas vayan a salir mal. Esta prima confianza, nutrida por la perseverancia, favorece el éxito en la generalidad de los casos.

•        Superación profesional. Es primordial no darse por vencido ante adversidades o reveses. Reflexionar en la caída como un reto y considerar las pérdidas, como una oportunidad para conseguir algo mejor, son cualidades importantes del optimista. La perseverancia, la entrega, así como el desarrollo de ciertas capacidades intelectuales, como son la motivación, el manejo de conflictos, la resolución general de problemas, entre otras, hacen que este tipo de personas se distinga.
   
Por último, según Butulescu, destacado escritor y político rumano, "durante un naufragio, los últimos que se anegan son los optimistas."



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.