20 Marzo 2019 11:34 AM

PortadaOpiniónColumnas

División de ciudad, proyectos irracionales

Ing. Conrado Asencio

Ing. Conrado Asencio

Ing. Conrado Asencio | ACTUALIZADO 09.12.2018 - 6:06 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Lo bueno de una ciudad parece demasiado, algunos quieren tomar algo de ella.    
          
Hemos tenido la oportunidad de expresarnos anteriormente , tanto en forma escrita como verbal en diferentes ámbitos, objetando  sobre  las aspiraciones. mal fundamentadas, que tienen ciertos personajes  buscan asideros oficiales para lograr el  fraccionamiento  nuevamente de  la ciudad  de Santiago de los Caballeros, ya que de hecho  fue subdividida con anterioridad, al igual de lo que aconteció en la ciudad de Santo Domingo  sin que esas subdivisiones hayan traído beneficios  a sus habitantes, pero si  se han incrementado los gastos  económicos con los nuevos nombramientos de autoridades municipales y funcionarios afines, gastos que minimizan los recursos para las posibles inversiones en infraestructuras   y atenciones socioculturales que se requieren en la comunidad.
   
Por ocasiones anteriores, y en el presente, los Diputados de la  Nacion se han prestado  para aprobar nuevamente,  la subdivisión de la ciudad de Santiago, para satisfacer aspiraciones  de algunos extraños o  quizás residentes  en  el área urbana del sector de Cienfuegos  para identificarlo como un nuevo   Municipio, hecho que es una actitud desacertada ya que, a todas luces, es más que conocido que entre los diputados existen acuerdos soslayados  donde unos le aprueben algo para que los otros le ratifiquen decisiones desafortunadas e impropias, desconociendo o marginando la importancia de mantener unida  toda el área urbana de la ciudad. Consideramos que deben buscar sólidos argumentos  y gestionar otros  pronunciamientos.
   
La  Cámara de diputados sabe que esa postura irracional de subdividir  la ciudad de Santiago no prosperara ya que anteriormente, la Cámara de Senadores desestimo  esa subdivisión, reconociendo que deber ser mantenida la cohesión y unidad de la ciudad para salvaguardar  las finanzas de  las autoridades del Ayuntamiento   y no propiciar el desmembramiento de las autoridades  y el crecimiento de los gastos  por la necesaria creación de innumerables cargos electivos como regidores y hasta de un nuevo alcalde, esto sin tomar en consideración los numerosos nombramientos que deberán ser consensuados, para manejar adecuadamente  la partición de la ciudad,  pero todos sabemos que es lo que buscan y esto hay que erradicarlo totalmente.. Ni  Santiago ni otra ciudad debe ser dividida
   
Las ciudades son entes vivientes ya que las mismas, nacen, crecen y mueren. Santiago nació a principio del siglo VI  y se ha mantenido en un continuo crecimiento urbano con mejoría de sus calles e infraestructuras más sin embargo, fue fraccionado  cercenando gran parte de su territorio para formar un nuevo Municipio, identificado como PUÑAL, municipio que permanece prácticamente en el anonimato  careciendo de las obras imprescindibles, pero si se han incrementado los gastos con los nombramientos de funcionarios y empleados municipales  además de los regidores y Alcalde que conforman al máximas autoridades del Ayuntamiento y a que costo. Lo que se debe hacer en  una ciudad es mejorar la calidad de sus funcionarios y autoridades competentes.
   
Santiago tiene una zona metropolitana donde se incluyen áreas urbanas de diferentes municipios y  de la misma ciudad principal de Santiago. Municipios de  Licey, Tamboril y hasta el mismo municipio de Puñal  que surgió de la subdivisión del área urbana de Santiago, forman parte de esta gran zona. Podemos apreciar que la vasta  zona metropolitana crece pero no hay que dividir o fraccionarla, solo debemos integrar los municipios aledaños. Somos de opinión que debe legislarse para que la Oficina o Dirección de Planeamiento Urbano de la ciudad principal, en este caso la ciudad de Santiago, sea la encargada de controlar la integración y el crecimiento constituido por todos los municipios que constituyan la zona metropolitana. Las  Cámaras deberán tomar en cuenta estos señalamientos a fin de que se proceda a modificar o actualizar la actual Ley 6232  que establece el proceso  de planificación.
   
Consideramos que  la subdivisión de la ciudad de Santo Domingo no ha contribuido a su mejoría, más bien se han incrementado los gastos en cosas superfluas. Entendemos que lo más razonable es procurar elección de Alcalde y Regidores con conocimientos de los problemas de las  ciudades pero sobre todo de sus soluciones con transparencia y equidad. El Senado, al unisonó, no debe dar cabida a la solicitud de la Cámara de Diputados  y en consecuencia,  desestimar la  misma. Somos partidarios de unificación  de ciudades.  
 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.