23 Octubre 2018 3:46 AM

PortadaOpiniónColumnas

La superación de la mujer en el siglo XXI

Jior Kenia Perroux

Jior Kenia Perroux

Jior Kenia Perroux | ACTUALIZADO 11.10.2018 - 5:42 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La mujer es un ser maravilloso que realiza un sinnúmero de funciones que la destacan como: valiente y responsable. Dios la  escogió para ser madre  por su delicado afecto de cariño y entrega; también la creó como ayuda idónea del hombre, sabiendo que tiene un don especial para ser soporte, debido a la  fortaleza que hay en su interior.
   
En los tiempos pasados las féminas se dedicaban a cuidar sus hijos, mientras el padre trabajaba para el sustento de su familia. Pero los roles han cambiado, la mujer al igual que el hombre trabaja fuera de su hogar para suplir las necesidades correspondientes.
   
En la actualidad sus funciones en la sociedad  se han incrementado, lo que ha dado  paso a su  superación personal; en el nivel superior  las aulas brillan por su presencia, es decir, su nivel educativo tiene un porcentaje  de un 59.6%, mientras que el de los hombres es de 40.4%.Esto demuestra que la femeninas se están preocupando más por obtener un título universitario que los hombres,  la cual  les garantiza un mejor futuro.
   
La mujer es la representación de: optimismo y perseverancia. Es la que está dispuesta a defender sus ideales y lograr sus objetivos. Como madre se encarga de velar por el cuidado de sus hijos; como esposa edifica su hogar fortaleciendo las relaciones matrimoniales; como profesional es considerada competente, desempeñando una labor ágil y eficiente.
   
Mujer, eres el árbol que nos da su sombra; el sol que resplandece a través de su intensa luz; el manantial puro y transparente que alivia y refresca. Agradecemos a Dios por tu existencia.
   
En proverbios capítulo 31, versículo 10 dice: Mujer virtuosa  ¿Quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente  a las de las piedras preciosas. Adelante mujer esforzada, piedra pulida y admirada, hoy ha demostrado capacidad para ejercer varias funciones y al mismo tiempo salir victoriosa.
   
Para la mujer no hay límites, ni fronteras que obstaculice lo que se propone. Eres lo más valioso que Dios creó para que la tierra sea multiplicada y prosperada.
   
Mujer eres el ejemplo de la sociedad, la motivación para seguir adelante; la flor que riega sus pétalos para adornar el jardín. Dentro de tí tiene  la energía que produce calor y  la  ternura que todos necesitamos.
   
Que Dios bendiga cada día sus labores, que sus luchas sean reconocidas y no olvidadas. Eres digna de ser cuidada; linaje escogido y apreciado.  Que el Espíritu Santo guíen sus  caminos por siempre.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.