16 Octubre 2018 4:25 AM

PortadaOpiniónColumnas

La deuda externa respecto al PIB de los países latinoamericanos

Aquiles Olivo Morel

Aquiles Olivo Morel

Aquiles Olivo Morel | ACTUALIZADO 09.10.2018 - 6:05 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Ha causado mucho revuelo en casi la totalidad de los círculos donde se discuten los temas económicos que dentro del presupuesto del año 2019 se consignaran partidas por un monto de 4,452 millones de dólares en endeudamiento externo para poder suplir el deficit de las recaudaciones, algo sin precedente en la historia reciente, al tiempo de que empuja a la comunidad a cuestionar de si ya no es tiempo de una “Reforma Fiscal”, con lo cual se pueda conjurar, de una vez y por todas, el acelerado endeudamiento como mecanismo de suplir las fallas de sistemas tributarios del país.
  
 Casi la mayoría de estos países con alto endeudamiento externo hacen caso omiso al significado en ir comprometiendo su moneda, sea por la agenda compleja de necesidades o porque sus líderes acomodan la democracia a las circunstancias.
   
A nivel global existen múltiples observatorios para ir monitoreando el nivel de deuda de los países, pero cuando se trata de asignar la nota, son a veces muy conservadores, y no en todos los casos establecen límites para impedir que sigan incurriendo en la misma práctica.
   
Si un país tiene mucha deuda, eso afecta directamente la calificación de riesgo que le ponen los mercados.

Aunque en esa evaluación, que hacen agencias como Moody's, Standard & Poor's o Fitch para definir la probabilidad de que un país no pague el dinero que le prestan, influyen muchos otros elementos.
   
Por lo general, esos muchos otros elementos están vinculados a la estabilidad política, más que a la producción y crecimiento mismo.
   
En aquellos donde la moneda no tiene el menor respeto por parte de las élites políticas, el riesgo es mayor, como por ejemplo los siguientes países, donde el Banco Mundial detalla sus compromisos de deuda respeto al PIB: Venezuela 80.9 respecto al PIB, encabeza la lista de los países con menor posibilidad de acceder a los mercados de capitales; le siguen: Argetina (80%); Brazil (78%); el Salvador (76.3%); Uruguay (6.6%); Nicaragua (52.5%); Costa Rica (52.4%); Bolivia (51.6%); Colombia (48.1%); Ecuador (46.4%); México (45.3%); Honduras (43.8%); República Dominicana (39.8%) y Panamá (36.8%).
   
Aunque el Banco Mundial no lo establece todos estos paises historicamente se apoyaron en el endeudamiento para suplir sus deficits de responsabilidad respecta quienes fueron y siguen siendo las elites productivas de estos paises, renuentes a lograr llevar a cabo Reformas Fiscales ajustadas a la realidad de sus modelos productivos.
   
Las agencias evaluadoras desarrollaron un mecanismo basado en “Calificacion de Riesgo” para agrupar los paises en malos y Buenos pagadores, lo cual le abre o cierra la puerta a los mercados de capitales.
   
Una calificación AAA (la máxima en el mercado) significa que el país es visto como un buen pagador, mientras que una D (como la asignada a Venezuela) representa un país que no va a pagar sus compromisos.
  
 Y se dan situaciones en que un país puede tener poca deuda pública, pero, al mismo tiempo, mala calificación crediticia. Y todo lo contrario.
   
Un buen ejemplo es Japón, que tiene una deuda pública equivalente al 253% de su Producto Interno Bruto (PIB), pero está muy lejos de no tener acceso a crédito.
   
Nadie por supuesto, puede estar fuera de las reglas de juego y quienes parcipan de los mercados y los creditos se preocupan permanentemente por lograr estar bien colocado en la tabla de facilidades de los evaluadores, sea para los momentos de colocacion de bonos como para aquellos en los que directamente demandan capitales para el desarrollo de las infraestructuras.
   
La República Dominicana se encuentra ubicada dentro de la tabla con una calificacion de
BB-, comparable con Bolivia y Brazil.
   
¿Cuáles caminos asumir cuando se está muy endeudado?
Lo más común es que los países financien su déficit de tres maneras: imprimiendo billetes (lo que puede disparar la inflación); vendiéndole deuda a los privados, o pidiéndole un crédito a algún organismo como el Fondo Monetario Internacional (cuando el mercado no te presta o te presta muy caro).
   
Justamente lo que conocemos en latinoamerica con la historica presencia del FMI quien toma de la mano a los gobiernos con se encuentraban agobiados y le senalaban una lista de ajustes orientados a frenar la inflacion o facilitando un paquete de medidas restrictivas para restructurar difiente estructura de recaudaciones existente.
   
Aunque si se mira con detenimiento la posicion que ocupa la República Dominicana en este ranking pareciera que esta lejos de aquellos que como Venezuela, argentina o Brazil ya tocaron el techo del endeudamiento existe la preocupacion y el debate no parece ser tan baladies, sea por la forma de como se comporta la economia mundial y por los prejuicios de los acreedores una vez se crean la olas de incertidumbre.
   
Hay quienes afirman de que la corrupcion influyo en estos niveles de deuda de manera significativa; otros en cambios se inclinan por pensar que se trato de un acomodamiento de la clase politica a la hora de sincerizar sus modelos impositivos y, quienes se atreven a asegurar, tambien, que la deuda publica constituye una cultura adoptada por los paises para poder acelerar su desarrollo y la misma no resulta tan nociva siempre y cuando se sepa colacar este dinero.
   
En los próximos años este tema será parte del debate de los paises latinoamericanos a la hora de decidir quien lo va a gobernar. Por una sencilla razon, no existe en el norte de los actores politicos enbarcarse en llevar a cabo una Reforma Integral de sus Fuentes de ingresos pero tampoco se le fija limites a quienes buscan aceleradamente contruir los modelos economicos basados en artificios de politicas monetarias basadas, donde se situa el endeudamiento externo como una partida presupuestaria cada vez mas comprometida con el Producto Interno Bruto y eso lo demuestra su alto endeudamiento externo.








0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.