19 Diciembre 2018 11:20 AM

PortadaOpiniónColumnas

El 11 de octubre 2018, se cumplen 35 años descubrimiento de Faetón

Ramón Cáceres Almonte

Ramón Cáceres Almonte

Ramón Cáceres Almonte | ACTUALIZADO 09.10.2018 - 6:04 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Y del descubrimiento del causante de las Gemínidas.

Este gigante asteroide se descubre en 1983 un día 11 de octubre vía el Observatorio Espacial IRAS lanzado en ese mismo año, en enero, revelando que este es el causante de la famosa lluvia de estrellas del 13-14 de diciembre, cada año llamada Gemínidas. Faetón es el único asteroide capaz de producir una lluvia de estrellas, ya que hasta ahora, todas las demás se entiende son producidas por cometas.
   
Faetón en la mitología fue hijo de Helios o Helio, el dios que todos los días transportaba el carro del sol para producir alegría en los seres humanos que lo veían desaparecer por el Oeste y aparecer triunfante por el Este. La historia dice que Faetón un día pidió a su padre le permitiera manejar ese carro, y el pobre muchacho se entusiasmó tanto que perdió el control causando grandes fuegos cuando se acercaba a la Tierra y terribles inviernos cuando se alejaba.
   
Realmente no se sabe si un día podría impactar la Tierra, a Mercurio o Venus, pero este asteroide se acerca a menos de 3 millones de kilómetros de nosotros de vez en cuando, y conste que da una vuelta  en menos de dos años…creo unos 500 y pico de días es su periodo orbital.
   
Ese satélite artificial llamado IRAS lanzado en 1983, muchos quizás se pregunten por qué duró tan poco tiempo, -fue desintegrado en noviembre del mismo año-y tiene una explicación científica, y es que el mismo estudiaba el cielo en una región invisible al ojo humano, en la región del infrarrojos y para ello sus equipos internos deben trabajar a muy baja temperatura y no llevaba suficiente helio para mantener esas temperaturas bajas por muchos meses. Nuestros ojos son capaces de ver la luz del rojo al violeta, pero las radiaciones dentro del Espectro van más allá del rojo y del violeta, como sabemos, llamándose infrarrojos y ultravioletas a esos extremos invisibles al ojo humano.
   
El próximo 13 amanecer 14 de diciembre, con una Luna que no interferirá mucho, veremos la lluvia de estrellas más grandiosa de todo el año para nuestro Hemisferio., a partir de la medianoche, sin ayuda óptica, bastando solamente con mirar hacia el Este, cerca de la constelación Géminis, a la izquierda del cazador Orión.
   
Para observar este fenómeno podríamos hacerlo sin seguir ningún protocolo científico, simplemente ver los meteoros salir desde allí, región cercana a la constelación de los gemelos, o haciendo un trabajo científico, como seria anotar los colores, intensidad lumínica o magnitud, y cantidad por horas de los mismos. En cualquier caso es bueno abrigarse bien, alejarse de las ciudades, asegurarse en un lugar despejado y tranquilo, y llevar bebida caliente, no alcohol, e en compañía de familiares o amigos. Es un gran espectáculo, mirar estos veloces meteoros, que en esa fecha aumentan en cantidad, aunque es un hecho incuestionable que todos los días caen sobre nuestro mundo 100 toneladas de polvo meteórico, aunque no lo notemos.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.