16 Octubre 2018 4:37 AM

PortadaOpiniónColumnas

La hookah y embarazo

Dr. Frank Espino

Dr. Frank Espino

Dr. Frank Espino | ACTUALIZADO 09.10.2018 - 5:55 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Cada día sabemos más y entendemos menos (Albert Einstein)
 
Hasta unos años pocos conocíamos del uso de la hookah hasta que comenzaron a aparecer noticias del mundo médico de la peligrosidad y el abuso de la misma por parte de la juventud. Al extremo tal, que es frecuente en discotecas, en privado o en sitios públicos sin que a nadie les importara.
   
Pero dada la proliferación de este “entretenimiento” y algunos casos funestos de muerte, ha puesto a pensar en grande sobre todo a los neumólogos que advierten que su uso es tan perjudicial, que una hora de uso es equivalente a fumar cien cigarrillos.
   
El arguile o argila, más conocido como shisha, o también hookah, pipa de agua, Au Shisha o cachimba, es un dispositivo que se emplea para fumar tabaco de distintos sabores. La shisha/hookah es de origen oriental, pero desde los primeros años del siglo XXI se ha ido implantando en países de la Unión Europea y América, ganando cierta popularidad entre un público de variada edad. De acuerdo con Cyril Elgood, “tras la introducción del tabaco en la India por los misioneros jesuitas, el médico persa Irfan Shaikh, en la corte del emperador mogol Akbar (1542-1605) inventó el hookah o narguile”.
    
Tanto la Cámara de Diputados  como la senadores de la República Dominicana han legislado en contra del uso de la hookah.
   
En cuanto al embarazo, se calcula que en los Estados Unidos, el 16 por ciento de las mujeres embarazadas fuman. Entre 1997 y el 2001, el tabaquismo durante el embarazo fue la causa de alrededor de unas 910 muertes de bebés al año.
   
En nuestro Hospital de Maternidad, de Santiago Doña Renee Klang de Guzmán, se ha visto un exagerado número de pacientes con niños que nacen con gastroquisis. (La gastrosquisis es un defecto congénito presente en el momento de nacer, en el cual existe un orificio en la pared abdominal que ocasiona que el estómago, intestino delgado, intestino grueso y otros órganos del abdomen del bebé, se expongan fuera del cuerpo).
   
Un por ciento muy elevado de estas madres al ser cuestionadas, nos confirmaron que usaron hookah o que muchos de los que comparten con ellas las han usado.
   
Esto nos muestra que su uso no es tan noble como muchos quieren hacer saber.
   
En realidad nos alegramos de la alerta que se ha dado por el uso desmedido de la hookah y la gran cantidad de sustancias que le introducen desde: ron, vodka, vino, leche, incluso sustancias narcóticas. ¡En hora buena su prohibición!
 
El autor es médico, escritor y profesor universitario.
 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.