15 Noviembre 2018 4:39 PM

PortadaOpiniónColumnas

Desarrollo de Competencias Lingüísticas y Comunicativas en una Lengua

Eddy Muñoz

Eddy Muñoz

Eddy Muñoz | ACTUALIZADO 12.07.2018 - 7:12 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

En el presente, existe una corriente en la enseñanza, el enfoque basado en el desarrollo de competencias. La finalidad de la misma es formar individuos competentes. La formación se da en nuestra propia lengua o en una lengua extranjera.
   
Según Fernández (2003) “El objetivo principal del aprendizaje de las lenguas es el desarrollo de la competencia comunicativa o capacidad (conocimiento y uso) de interactuar lingüísticamente de forma adecuada en las diferentes situaciones de comunicación, tanto de forma oral como escrita,” (Pág. 28).
   
Se infiere de lo anterior que cuando hay un aprendizaje de una lengua se debe evidenciar tanto su enfoque lingüístico, es decir, su manejo gramatical y lo comunicativo en un contexto social.
  
 Los conocimientos pueden ser adquiridos mediante un proceso de observación y reflexión, las capacidades se desarrollan a través de la ejercitación. Es por eso que lo competencial ha venido a insertarse desde los orígenes con su enfoque lingüístico y luego comunicativo.
   
En el pasado se tomaba como referencia el desarrollo de las competencias lingüísticas. Ahora, existe un enfoque comunicativo, y es esa la importancia del aprendizaje de lenguas, a través del estudio en su contexto socio-cultural.
   
Cuando se habla de competencias lingüísticas se hace referencia a los conocimientos que le permiten a una persona comprender y producir oraciones, utilizando la gramática, vocabulario, pronunciación, etc. de manera correcta.
  
 Las competencias comunicativas hacen alusión a las formas en que las personas interactúan en su entorno habitual. Su desarrollo es adquirido mediante el desenvolvimiento de personas en los diferentes entornos sociales, familiares e institucionales y que pueden ser mejoradas basándose en los conocimientos, habilidades y actitudes.
   
Estas están ligadas al aprendizaje de cualquier lengua que le permite al alumno ser competente para poder comunicarse con efectividad de forma oral y escrita en las distintas situaciones de la vida misma. Esto implica saber de una lengua no sólo de manera lingüística, sino también tener un conocimiento más amplio lingüísticamente hablando, en situaciones de la vida real y de orden social y cultural, lo que, hasta cierto punto, tiene implicaciones más profundas.
  
 Según el punto de vista de algunos investigadores, Noam Chomsky fue quien acuñó el término de competencias lingüísticas pero esta expresión sólo abarcaba la parte lingüística. Dell Hymes más tarde amplía esa concepción a competencias comunicativas llevándola a las demandas del entorno más social y psicológico.
   
La idea principal de Hymes era que los hablantes de un idioma tengan la competencia gramatical para comunicarse de manera efectiva y además saber cómo el idioma es utilizado por los usuarios de la comunidad parlante para lograr sus objetivos.
   
Hay un sin número de recursos que pueden ser utilizados para el desarrollo de las competencias lingüísticas y comunicativas, pero como pieza clave se recomienda la lectura. Esta es imprescindible, y juega un papel determinante en la didáctica de dichas competencias. La enseñanza de una lengua, a partir del contexto que se presente, permite internalizarlo, los cuales determinan, en gran medida, un conocimiento funcional sobre el uso de la lengua y el discurso.

Para el logro en dichas competencias es necesario el uso de la lectura y además conocer de sus estrategias. No es el simple hecho de leer por decir que se leer, o determinar el contenido de un escrito, la lectura sobrepasa la simple aprobación de informaciones.
   
Un buen lector aprende a descubrir los significados que están plasmados en el texto. El lector le da una interpretación según los sentimientos provocados por la lectura misma. Los textos ayudan a descubrir sentidos diferentes y así tener un estilo propio de interpretación.
   
Cabe destacar que para desarrollar competencias en una lengua extranjera hay que exponer a los aprendices a ejercicios de escucha, prácticas para desarrollar el habla, la lectura y la escritura enfocando todo esto en un contexto de la vida cotidiana del practicante.


Bibliografía

Chomsky, N. (1965). Aspectos de la teoría de la sintaxis. Versión castellana de Carlos P. Otero. Aguilar, Madrid.

Fernández, S. (2003). Propuesta curricular y marco común europeo de referencia. Desarrollo por tareas. Madrid: Edinumen / Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

Hymes, D. (1972). Competencia comunicativa.  Editorial Pride and Holmes.

El Autor es Docente Universitario



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.