18 Octubre 2018 1:44 PM

PortadaOpiniónColumnas

Más señales

José Jordi Veras R.

José Jordi Veras R.

José Jordi Veras R. | ACTUALIZADO 14.05.2018 - 6:13 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Hace un año para este mismo mes, escribí el artículo que ha seguidas citamos y al leerlo, podrán darse cuenta que muchas de sus consideraciones eran como premonición de lo que hoy estamos viendo en el ámbito político y lo que ha estado sucediendo desde hace un tiempo hacia acá, específicamente con el partido de gobierno. Veamos y cito:
   
“El tema de la corrupción y la moral estaba en un concepto tan alto para el profesor Bosch, que en una ocasión expresó lo siguiente: “Para mantener la democracia hay que esforzarse en conservar la moral política y administrativa y que sin esa moral los partidos democráticos no pueden aspirar a ser seguidas por los pueblos”. Estas consideraciones deberían ser tomadas en cuenta, no solamente por quienes hoy forman parte del PLD, sino para todo dominicano, esté o no en poder de alguna institución del Estado.
   
“La impunidad y el fenómeno de la corrupción, tanto la causa como su consecuencia, están ligadas al sistema que hoy padecemos, es por esto que no importa que partido o qué persona dirige los destinos de nuestro país, sino cambia las reglas de juego en que se basa ese sistema, en el que lo importante es la figura de los hombres o su discurso y no  las instituciones”. “Donde la regla es el no respeto a las leyes y la autoridad, y la excepción es que la cumplan aquellos dependiendo”.  
   
“A propósito del tema de la corrupción quiero exponer, unas declaraciones que insertamos en un artículo que escribimos en el año 2009, con el título: “La corrupción está presente”; de dirigentes del PLD, uno de ellos ido a destiempo y a quien le tuvimos siempre mucho respeto, en el mismo cite lo siguiente:  “No deseamos finalizar sin colocar citas de dos dirigentes del PLD cuando se han referido el tema de la corrupción, uno es Miguel Cocco y el otro es Euclides Gutiérrez Félix.  Veamos: “… que los pocos recursos de que dispone el Estado han sido pésimamente administrados, lo que ha permitido que servidores públicos a todos los niveles y categorías emprendan una competencia absurda por ver cómo se acumula más riqueza, si por medio de la plusvalía o a través del robo al Estado”.  “Se ha convertido en un hecho cotidiano ver como funcionarios se transforman en millonarios, lo que aleja cada vez más la posibilidad de que los pobres superen el estado de miseria e indigencia en que viven en la República Dominicana”.  
   
“Lo que estoy diciendo no es un planteamiento político, es una queja a todos los gobiernos, incluyendo a éste, mi gobierno, porque no hemos sido lo que predicamos, y es mucho lo que hemos dejado de hacer”.
   
En este mismo sentido el  Dr. Euclides indicó, lo siguiente: “Si esos aventureros locos del PRD cogen este gobierno ellos no tiene que buscar pruebas para meternos presos, eso somos nosotros que somos “pendejos”, que tenemos 40 expedientes ahí, de ladrones establecidos y no los sometimos a la acción de la justicia”.   “(…) esto ocurrió porque el PLD es un partido democrático donde se vota y que los que tienen esa facultad, que son los que tienen la mayoría, decidieron no hacer el sometimiento de esos ex funcionarios (…)”.   “(…) esos expedientes no fueron sometidos a la acción de la justicia por la gobernabilidad del país, pero que él de manera particular entiende que debieron haberlos metidos a todos a la justicia (…)”.     
   
Cuando estando en el poder Juan Bosch,  luego de haber cancelado a un gran amigo a quien se le había demostrado corrupción, indicó, lo siguiente: “en el gobierno no tengo amigos ni amigas, ni parientes ni arientes, quien se equivoque en su cargo deberá saber que tendrá que cumplir sanciones”.   Leyendo esto, cuántas cosas cambiarían en este país con tan solo aplicar el mismo ejemplo ya leído.
   
Dicen que si deseas saber si cómo caminan las cosas en tu entorno, solamente tienes que seguir las señales que se van presentado.  Hace tiempo que esta sociedad ha dado muestra de su descomposición.  Pero también lo ha dado el comportamiento que desde el gobierno se vienen presentando debilidades, irregularidades y conductas; que dan al traste de que se deben tomar medidas para evitar que la impunidad que se visualiza siga ganando sobre el ánimo del pueblo para evitar que toda esperanza se pueda perder de que se enfrentará de forma efectiva el fenómeno de la corrupción que sigue estando tan presente como el Sol que sale todas las mañanas.

El fenómeno de la corrupción está hoy más vigente en nuestra sociedad y parte de ello es el mal ejemplo que desde las alturas del poder se ofrecen para su castigo y la muestra de la impunidad como regalo, es por esto que también se alimenta la descomposición que padecemos.   Para enfrentar este fenómeno  y cualquiera que asuma el poder lo que tiene que contar en primer lugar es en dar el ejemplo al cumplir la ley para luego exigir que se cumpla y mostrar un poco de voluntad política, no más.  Que se vaya cerrando el vicio de la impunidad.  Hay demasiadas señales como para obviarlas de lo que ocurre, es tiempo que se asuma la misma actitud que he narrado más arriba tomadas por un líder a quien es fácil recordar porque quienes dicen ser sus mejores discípulos.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.