16 Diciembre 2018 10:44 AM

PortadaOpiniónColumnas

Sócrates y el triple filtro

Hna. Alicia Galíndez

Hna. Alicia Galíndez

Hna. Alicia Galíndez | ACTUALIZADO 12.02.2018 - 7:45 pm

1 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

A través de las redes sociales llega de todo, depende de quienes son tus amigos y contactos en la red, pero generalmente a mi página llegan mensajes muy buenos y edificantes sin que necesariamente sean religiosos, aunque la mayoría de las veces lo son. Me llegó la historia de la lección Socrática de los tres filtros: “Un día un conocido se encontró con el filósofo y le dijo: ¿sabes lo que escuché acerca de uno de tus discípulos?, Sócrates le dijo, espera un minuto antes de que me hables sobre alguien,  puede ser una buena idea filtrar tres veces lo que me vas a decir.

El primer filtro es la verdad. ¿Estás seguro de que lo que me vas a decir es verdad?, el otro le dice no, realmente solo escuché sobre eso, pero no sé si es verdad no. Le dice Sócrates, vamos con el segundo filtro, el de la bondad, ¿es algo bueno lo que me vas a contar de mi discípulo?, el otro le responde no, realmente no es nada bueno, entonces Sócrates le dice: lo que me vas a contar es malo y además no estás seguro si es verdad, pero, pasemos al tercer filtro, la utilidad.

¿Crees que me servirá de algo saber lo que vas a decirme?, responde el otro, no la verdad no te será útil para nada. Entonces Sócrates le dice: bueno si lo que vas a decirme no estás seguro si es verdad, no es bueno y no tiene ninguna utilidad para mí, ¿para qué querría yo saberlo?”    

Usted se preguntará y por qué este relato, precisamente porque ruedan muchas mentiras, chismes, comentarios en las redes, lo que conocemos como “fake news”, noticias falsas, mentirosas y usted puede estar haciendo eco de alguna de ellas e incluso volverse un defensor y declarar en contra de los que considera culpables sin haber pasado la información por el examen de los tres filtros.

En este tiempo de Cuaresma, que inicia, con el miércoles de ceniza, tendremos cuarenta días de preparación para la celebración de la Pascua del Señor y nos vendría muy bien, además del ayuno, la oración y la limosna, averiguar las cosas antes de hacernos agentes multiplicadores de noticias falsas, leer bien y ponderar si aquello que estamos publicando y compartiendo es verdad, promueve el bien, la justicia y la paz y es útil para el crecimiento de las personas, para la formación en valores, para mejorar la convivencia, para el desarrollo y crecimiento de nuestro país, y sobre todo para la construcción de un mundo mejor, donde reine la paz, el perdón, el amor y la justicia.

Con facilidad compartimos mentiras en contra de la Iglesia católica, sin ni siquiera saber si es verdad o no y hasta se juzga a congregaciones religiosas como los salesianos que desde hace 83 años están sirviendo a nuestro país en la educación de nuestros niños, adolescentes y jóvenes, y que además han aportado para que nuestro país crezca y se desarrolle en diversos ámbitos. Averigüemos bien las cosas antes de propagarlas, porque luego que uno despluma una gallina por las calles es imposible, recoger las plumas y volvérselas a poner. Que la verdad nos haga libres para construir y no para destruir. Buen inicio de la cuaresma.



1 comentario(s)


  • 1

    NATIVIDAD Núñez

    13.02.2018 - 10:40 am

    Excelente reflexión hermana Alicia muchas gracias por su recomendación debemos de practicarla.


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.