25 Mayo 2018 5:11 AM

PortadaOpiniónColumnas

La desafectación de los Bienes del Dominio Público

María de los Ángeles Polanco | ACTUALIZADO 12.02.2018 - 11:42 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Apropósito de la permuta que lleva a cabo el Ayuntamiento de Puñal, encabezado por su Alcalde Miguel Rolando Fernández, mejor conocido como “Lan Fernández”, ha habido muchas desinformaciones a la población por personas malintencionadas y otros que hablan por hablar sin tener el menor conocimiento de lo que dicen, por eso hago mío el refrán que dice: “Antes de hablar por hablar piensa si es mejor callar”.
   
El Alcalde Lan Fernández persigue con la indicada permuta obtener los terrenos para la construcción de las infraestructuras del municipio y consecuencialmente su casco urbano; para ello se hace necesario y obligatorio desafectar el área verde que se pretende utilizar, lo cual es totalmente legal por lo siguiente:
   
La Ley No. 108-05 sobre Registro Inmobiliario en su artículo 107 establece lo siguiente: “Desafectación del dominio público. La desafectación del dominio público se hace exclusivamente por ley y tiene por objeto declarar el inmueble como dominio privado del Estado y ponerlo dentro del comercio”.
   
Este artículo establece claramente que un bien del dominio público (en el caso concreto, parte del área verde de la Urbanización Thomen) puede pasar a ser un bien de dominio privado.
   
La desafectación de los bienes de dominio público, es la situación jurídica por la que un bien deja de pertenecer al dominio público y se incorpora al régimen patrimonial, por lo que podrá ser enajenado.
   
Para desafectar un área verde (que es el caso que  nos compete), el ayuntamiento como administrador de las mismas según su ley orgánica No. 176-07, por órgano de su Concejo de Regidores emite una Resolución (la cual fue emitida y aprobada a unanimidad por todos los regidores presentes en el Ayuntamiento de Puñal en el caso de la especie) mediante la cual se autoriza al Alcalde a peticionar ante el Congreso Nacional la desafectación del área que se pretende convertir en bien patrimonial, y el alcalde como administrador y ejecutor del ayuntamiento gestiona el proceso ante el Congreso a través de su Departamento correspondiente, siguiendo el procedimiento de lugar.
  
Dicho y visto lo anterior, dejamos claro que la desafectación de un bien de dominio público es totalmente legal y se obtiene mediante una ley emitida a tales fines.
   
Me despido con la misma frase con que inicié, “Antes de hablar por hablar piensa si es mejor callar”.

Consultora Jurídica del Ayuntamiento de Puñal       



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords