16 Diciembre 2018 10:45 AM

PortadaOpiniónColumnas

El manifiesto del 16 de enero de 1844

Julio M. Rodríguez

Julio M. Rodríguez

Julio M. Rodríguez | ACTUALIZADO 12.01.2018 - 7:12 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

DUARTE XXXVIIII

Por mucho tiempo se conoció como el Acta de Independencia de la Republica Domiicana; ese nombre, fue en realidad, un intento de  Tomás Bobadilla y los separatistas de que se ignorara  el juramento trinitario de Duarte, pues cuando usted lee este manifiesto, la palabra independencia no aparece, ni una sola vez.
           
Hacerlo llamar  Acta de Independencia, fue una demostración mas, de la capacidad distorsionadora de Bobadilla.
           
El lo escribió para darle un fundamento a su  creencia separatista y para que sirviera de base a su movimiento, que enfrentaba a los independentistas duartistas, pero lo hacia de forma taimada y como Duarte estaba fuera y enfermo para esta fecha, diciendo que era un acta de independencia, confundió a los jóvenes seguidores de Duarte, pero no confundió a su hermano mayor Vicente Celestino, quien se negó a firmarlo, al ver que el nombre y la labor patriótica  de su hermano, no figuraban por ninguna parte, pues era como si la Trinitaria y la tenaz  acción  de su hermano por 13 años (1831-44), no hubiera existido.

Ciertamente que el documento es interesante y debe ser leído por los estudiosos de la historia dominicana, pues pone al descubierto  muchas de las cosas ocurridas en esta isla, en el siglo XIX, antes de la Independencia dominicana, pero hay que mantener siempre el criterio de que  el termino Separación no  es sinónimo con el de Independencia.
   
En esos días separación significaba separarnos de Haití y llevaba implícito, el colocarnos bajo la dependencia de una de las potencias de la época, que en 1844 era Francia.

Independencia, tal y como lo expresara  Duarte en el juramento trinitario, era crear una Republica Dominicana libre e independiente, de toda dominación extranjera.
           
Esta diferencia de criterio, fue el origen de la disputa entre Bobadilla, Santana y demás afrancesados del momento,  contra Duarte, Mella, Sanchez y los demás independentistas, que terminó con la expulsión de todos ellos de por vida del territorio nacional,  acusados falsamente de traidores a la patria.
           
Interesante es hacer notar, que este documento se escribió en español y circuló ampliamente por toda la antigua colonia española., señal inequívoca de que el miedo a los haitianos había desaparecido, después de los eventos de la reforma haitiana de 1843, en el que gracias a la visión política de Duarte, los dominicanos se integraron y se percataron, de que se podía luchar por emanciparse del dominio de los vecinos del occidente de la isla.
           
Cuando Duarte escribió el juramento trinitario,  cinco años atrás, el miedo a los haitianos era tal, que tuvo que escribirlo  en un lenguaje criptográfico, estos en una clave, que solo la comprendían los que allí estaban, para evitar las represalias haitianas si el juramento caía en sus manos, por esta razón, el contenido  del juramento se demoró varias décadas en ser conocido por los que no estaban allí ese día.
           
La primera firma que aparece en este Manifiesto del 16 de enero de 1844, es la de Bobadilla, su autor, la segunda es la de Mella, quien luego de firmarlo se lo llevó a Sanchez que es el tercero en hacerlo. A seguidas figuran las firmas de toda una amalgama de 158 separatistas e independentistas de las distintas regiones del país.
           
En el documento, Bobadilla hace un resumen de la historia dominicana, se refiere  al movimiento reformista haitiano de 1843, a la constitución de Petión de 1816, en la república que este estableció en el sur de Haití, con Puerto Principe como capital,  opuesta a la monarquía de Cristobal, en el norte, con Cabo Haitiano como capital.
           
El tribunal constitucional de la Republica Dominicana, con el título de La justa causa de la LIBERTAD, publicó en el año 2014 este documento, junto con el proyecto de constitución de Duarte y en nuestra próxima entrega haremos un análisis de el, con nuestros comentarios.
           
 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.