21 Enero 2018 2:51 AM

PortadaOpiniónColumnas

Una sola cosa te hace falta al comenzar el 2018

Ramón Enrique Marmolejos

Ramón Enrique Marmolejos

Ramón Enrique Marmolejos | ACTUALIZADO 10.01.2018 - 10:59 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos. Y le hicieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él. Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume.”  (Juan 12:1 – 3)
   
Al comenzar un nuevo año surgen en nuestra mente muchas preguntas, y si somos sinceros y creemos en Dios; (Aunque no es suficiente decir "Yo creo en Dios") Nos preguntamos, ¿Dónde está Dios? ¿Está en lugar muy lejos de mí? ¿Cómo yo puedo relacionarme con él?
   
Amigo (a) que lee este artículo, Dios quiere en esta oportunidad tomar tu mente y corazón y guiarte a través de su palabra, la biblia, y enseñarte verdades sencillas y profundas para el bienestar de tu alma y corazón.  Una de ellas es la encarnación de Cristo, o como teológicamente se expresa, Dios se hizo hombre: "Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos."  (Gálatas 4:4 – 5)
   
Cristo como hombre, aunque era 100% Dios, se cansaba: “Vino, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, junto a la heredad que Jacob dio a su hijo José.  Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.” (Juan 4:5 – 6)
   
El Señor Jesucristo en su ministerio terrenal al igual que los seres humanos que nos relacionamos con familia y tenemos amigos y amigas íntimos, Él nos enseña que Dios está más cerca que lo que nosotros podemos pensar, y en el caso de Marta, María y Lázaro, esta familia era muy íntima y amada por Cristo, como lo enseña la palabra de Dios: Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro. (Juan 11:5)
   
El Señor de Señores, creador del universo, que sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, aquel que dijo, sea la luz y la luz fue hecha con la palabra de su poder. Cristo se ha acercado a ti en esta ocasión mediante su palabra y te ofrece la mejor amistad que excede a todo conocimiento humano: "Nadie tiene mayor amor que éste, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando." (Juan 15:13 – 14)

¿Y que pide Cristo de ti para dejar sellada esa amistad? Que reconozca que él es quien elige para que tú seas su amigo: “Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer. No me elegísteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.” (Juan 15:15 – 16)
   
Cristo quiere que reconozcas que tu pecado te separará de Él, y El murió en la cruz para limpiarte de todos tus pecados: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” (Romanos 5:8)
  
 El Señor te enseña que Él te ama y que ese amor no consiste en que digamos que le amamos a El, sino que Él nos amó a nosotros primero, y como resultado del perdón, ya no hay ninguna condenación para los que han entregado su vida a Cristo.
Amigo(a), ahora que el Señor te ha enseñado que eres pecador, que Cristo Jesús murió por tus pecados y que él estará contigo todos los días, que quiere ser tu amigo, te digo una sola cosa: Te hace falta como expresó el carcelero al apóstol Pablo cuando estaba preso en una cárcel en Filipos: “Él entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas; y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.” (Hechos 16:29 – 31)

Amigo(a) que al iniciar este nuevo año 2018 tú puedas diariamente tomar la biblia, la palabra de Dios y sentarte para oír su voz y tengamos familias que vivan en obediencia a la palabra de Dios, y El siga derramando bendiciones sobre cada hogar dominicano.
   
Como sucedió con Marta y María; que la primera estaba muy ocupada y María escuchaba al Señor Jesucristo, el cual le dijo a Marta:  Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas, pero solo una cosa es necesaria y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada (Juan 10:41-42).  Es mi oración al Señor que tú que lees este artículo, puedas sentarte a los pies del Señor Jesucristo, para oír su voz a través de la Biblia, que es la Palabra de Dios.

-Todas estas citas Bíblicas las encontrará en la Biblia Reina Valera 1960-



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords