26 Abril 2018 3:49 AM

PortadaOpiniónColumnas

Buenas prácticas para una cultura de paz

Hna. Alicia Galíndez

Hna. Alicia Galíndez

Hna. Alicia Galíndez | ACTUALIZADO 09.01.2018 - 12:29 am

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Todos queremos vivir en paz, porque con la paz ganamos todos y somos muchos los que la estamos construyendo con buenas prácticas cotidianas expresadas en la convivencia ciudadana, en los grupos sociales y de trabajo, en la escuela, en la familia,  en instituciones de servicio social, religioso, cultural e incluso en instituciones públicas,  pero, estas buenas prácticas para construir una cultura de paz, muchas veces no son visibles ante los medios de comunicación social ni frente a la comunidad, y menos en las redes sociales.

Es importante que nos hagamos ver, para que otros se entusiasmen con la propuesta, y al socializarla podamos crear una red sólida que permita el intercambio de experiencias y la colaboración mutua.

Las instituciones que ya estamos trabajando en este programa de “Buenas Prácticas para la construcción de una cultura de paz”, te invitamos a ingresar en la página web: www.culturadepazrd.do, allí podrás llenar un formulario e indicar cuáles son tus buenas prácticas para construir una cultura de paz y además vincularte con nosotros, de modo que juntos las hagamos conocer para compartirlas en el hogar, en el trabajo, en la escuela, en la comunidad, en la sociedad civil, en la experiencia cotidiana como ciudadanos que asumimos nuestros compromisos y valores para una sana convivencia.

Socializar estas buenas prácticas para la construcción de una cultura de paz, nos ayudará a ir sumando y demostrar que somos más los que deseamos y hacemos que nuestra convivencia sea en paz, en tolerancia,  respeto, honestidad, aceptación mutua, con justicia y sin impunidad, donde entramos todos, porque buscamos con sinceridad la inclusión, sin descartar a nadie, porque en la construcción de una cultura de paz, no existen los desechables, todos podemos aportar desde la creatividad en sus varias etapas de desarrollo: niños, adolescentes, jóvenes, adultos, mayores… pero también desde los diversos roles: solteros, casados, padres, hijos, familias, y profesionales de todas las disciplinas.

Es una propuesta abierta, en la que estamos llamados a ser “personas” constructoras de paz en República Dominicana y donde estamos invitados a compartir nuestra buena práctica, que no son cosas extraordinarias, al contrario, si nos detenemos a reflexionar es la actualización de los valores fundamentales que hemos aprendido en el hogar y en la escuela, pero que con el paso del tiempo los hemos descuidado y olvidado un poco.

Queremos darte la oportunidad de ser protagonista con tus acciones y actitudes de paz, pero también darle oportunidad a las comunidades luchadoras, que día a día se esfuerzan por ofrecer espacios oportunos para el equilibrio, la serenidad, y el fortalecimiento de la paz, para que la paz, sea posible a nivel de medio ambiente, de relaciones humanas, laborales y de convivencia ciudadana, para lograr un mejor país, ese que todos deseamos, por el cual luchamos, ofreciendo lo mejor de nosotros mismos.

Queremos un presente y un futuro en el cual nosotros y los seres que amamos, vivamos tranquilos, sin angustias, sin miedos, respetando el valor sagrado de la vida desde la concepción hasta el último instante de ella, queremos vivir y compartir nuestras vidas en familia y en sociedad, con paz y en paz. Participa, tenemos lugar para todos.  


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords