16 Julio 2018 11:28 PM

PortadaOpiniónColumnas

Detectando el autismo

Fundación Autismo en Marcha

Fundación Autismo en Marcha

Fundación Autismo en Marcha | ACTUALIZADO 08.01.2018 - 8:25 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

 ( 1 de 2)

Los Trastornos del Espectro del Autismo, TEA, no se pueden prever en el momento del nacimiento y actualmente no se conoce el modo de detectar síntomas de manera tan prematura. Por eso debemos prestar mucha atención al desarrollo de un infante y las posibles manifestaciones relacionadas con el autismo, para una detección temprana y su posterior tratamiento.

Los Trastornos del Espectro del Autismo, TEA, se manifiestan, en mayor o menor medida, en tres áreas diferentes del desarrollo:
* la interacción social,
* la comunicación y
* la falta de flexibilidad en el razonamiento y conductas.   

Se denomina espectro porque existe una gran diversidad de síntomas, no todos los niños y niñas desarrollan las mismas conductas, es por eso que hay diferentes grados de autismo en función de las manifestaciones en las áreas que mencionáremos.
   
En el área social se pueden observar diferentes alteraciones como son: la falta de expresividad facial; el poco contacto visual, el poco o nulo interés en compartir sus emociones. Esto quiere decir que podemos observar en el niño o niña: la mirada fija en un punto o la mirada perdida; la ausencia de expresión en su rostro; la dificultad a la hora de compartir emociones u objetos materiales; o la resistencia para dar un abrazo o beso.
   
Las alteraciones que se producen en el área de la comunicación son varias como la dificultad del niño o niña a la hora de relacionarse con otras personas. Las señales más comunes son la dificultad de utilizar el lenguaje. Como en todas las áreas, estas alteraciones pueden tener diferentes escalas de gravedad. En determinadas personas el uso del lenguaje es nulo o mínimo, no son capaces de utilizar el lenguaje, ya sea oral, escrito o gestual. Por otro lado hay casos que no tienen ningún problema a la hora de hablar pero tienen dificultades a la hora de comprender lo que otra persona le está diciendo. También pueden tener una forma extraña de hablar o repetir todo lo que escuchan.
   
Por último vamos a encontrar alteraciones en la conducta o sea en el comportamiento de las personas con autismo. Es habitual que sean resistentes a los cambios; con tendencia a la rutina; uso de rituales y/o movimientos estereotipados. Esto quiere decir que podemos encontrar comportamientos como el balanceo, movimientos de las manos, resistencia a los cambios .





0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.