17 Diciembre 2017 7:48 AM

PortadaOpiniónColumnas

Disfunción eréctil y diabetes

Eliscer Guzmán

Eliscer Guzmán

Eliscer Guzmán | ACTUALIZADO 06.12.2017 - 11:47 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La prevalencia de algún grado de disfunción en la erección sobrepasa el 50% en los diabéticos tipos 2 (diabetes que se inicia en la vida adulta) y en más del 33% de los jóvenes con diabetes tipo 1.
    
El trastorno de la función sexual es complejo porque no solamente afecta la erección sino también el deseo para iniciar el acto sexual.
    
Igualmente, la presencia del trastorno sexual puede ser la primera manifestación del inicio de la diabetes hasta ese momento no diagnósticada, al igual que el primer signo de que padecemos de enfermedad obstructiva en otros lechos arteriales como, las arterias coronarias, cerebrales y renales.
    
Aunque la solución que parece mas fácil, el uso de inhibidores de la fosfodiesterasa 5 como, la viagra, ciales, con sus multiples nombres y dosis (sus nombres y dosis varían de país en país), la efectividad de estos medicamentos también está reducida en los diabéticos.
    
La aparición de síntomas de depresión es temprana y mas común en personas con diabetes y se duplica cuando aparece el trastorno sexual. La función del médico es múltiple, aconsejar e instruir al paciente de que el problema sexual puede ser un signo de arteriosclerosis en otros órganos y que debe cambiar, de manera importante, su estilo de vida y, de manera agresiva, debe controlar su nivel de azúcar, peso, nivel de presión arterial y colesterol porque hay evidencia de que con la mejoría de estos factores de riesgos también mejora la disfunción sexual y la posibilidad de sufrir un ataque del corazón o cerebral.      
    
Finalmente, y para terminar con una nota positiva, una vez mas tenemos que recurrir a nuestro salvador permanente, el ejercicio físico, ya que dos estudios recientes demostraron que los diabéticos físicamente activos tienen mucho menos trastornos en la erección que los obesos sedentarios, recuerden por favor, que con el ejercicio siempre se gana y, además, se disfruta.

El autor es médico cardiólogo del Montefiore Hospital de New York


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords