19 Noviembre 2017 12:16 PM

PortadaOpiniónColumnas

Constitución y Libertad de Prensa

Hipólito Martínez | ACTUALIZADO 14.11.2017 - 10:05 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

En ocasión de celebrarse el pasado 6 de noviembre  el 173 aniversario de la Constitución de la República, hecho jurídico  que marca el  nacimiento del Estado Dominicano y en  el marco del programa de formación focalizada y eficaz que desarrolla la actual directiva de la seccional Santiago del Colegio dominicano de periodistas, en comunión con la Fundación Periodismo en Reflexión, nos permitimos explicar algunos conceptos, condiciones y características de la libertad de prensa, como uno de los temas y derechos fundamentales consagrados en la Constitución Dominicana.
   
Para la vida democrática de una sociedad, la Constitución política del Estado constituye el documento más importante para los ciudadanos, pues se trata de la ley sustantiva que consagra los derechos, deberes,  principios y las instituciones que regulan la vida de los seres humanos.
   
La Libertad Prensa, comprendida como el derecho de los ciudadanos de expresar libremente sus ideas, pensamientos y opiniones por cualquier medio de comunicación, así como la facultad de los medios de información de buscar, investigar, recibir y difundir información de carácter publico, es un tema de vital importancia para la consolidación de la democracia y del Estado de Derecho en la República Dominicana, así como la comunidad internacional.
   
Tan esencial es la Libertad de prensa para la Democracia que muchos han llegado a afirmar que sin libertad de prensa no hay Democracia.
   
La Libertad de Prensa nace de una Libertad mucho más amplia y necesaria para la vida humana, que es la Libertad de Expresión, que es considerada la Piedra Angular de las libertades públicas, de la cual provienen: la libertad de Prensa, libertad de Pensamiento, de Conciencia, de Religión, de Elección, entre otras.
   
El tema de la Libertad de Prensa siempre ha ocupado uno de los primeros espacios en nuestra Constitución. En la Constitución de San Cristóbal, del 6 de noviembre de 1844, se estableció en el artículo 23 el Derecho de Imprenta, equivalente a la Libertad de expresión e información de la Constitución actual y se consagró como un derecho absoluto, esto es, sin ningún tipo de límite.
   
Cabe destacar ahora  que siempre la Libertad de Expresión y de Prensa tienen sus límites generales que son: la moral, intimidad, privacidad y dignidad de las personas, el orden público y las buenas costumbres de la sociedad y la seguridad del Estado.
En el caso dominicano, durante la primera república, en diciembre de 1854 se estableció la Libertad de Imprenta con el límite de la seguridad pública.
   
La Libertad de Expresión y  de Prensa vista como el derecho de todas las personas de expresar libremente sus pensamientos, ideas y opiniones por cualquier medio, sin sujeción a censura previa, ha tenido dos períodos de crisis y de intolerancia, que van: durante la anexión de República Dominicana a España, de 1861-1865  y durante la dictadura de Estados Unidos en República  Dominicana 1916-1924, pues durante la vigencia de esos dos gobiernos ilegales, se aplicó  oficialmente el concepto de Censura Previa, elemento totalmente contrario a la libertad de expresión y de prensa.
   
El profesor Namphy Rodríguez, autor del libro Elementos de Derecho de la Información, define la Censura Previa como toda medida limitativa de carácter oficial tendente a limitar o a impedir la elaboración y difusión de cualquier obra del espíritu.
   
El tema de la libertad de prensa fue omitido en la Constitución del año 1959 y al respecto dice el profesor Leonel Fernández en su Libro “El delito de opinión pública” que esa decisión era comprensible y razonable en el marco de la agonía del régimen de Trujillo, justamente en el momento en que enfrenta a los integrantes de la expedición de Constanza, Maimón y Estero Hondo.
   
En términos generales, en dos ocasiones la Constitución de la República Dominicana ha estado a tono con la tendencia dominante en América Latina o cuidado si a la vanguardia, por lo menos en la teoría constitucional y son las constituciones de 1963,  y la del 26 de enero del año 2010, en estas se amplió considerablemente la Libertad de Expresión, Prensa e Información en la República Dominicana.
   
Resulta necesario, ahora, previo al Análisis del contenido del artículo 49 de la constitución dominicana actual, sobre el principio de la libertad de Expresión e Información, comentar algunos aspectos comunes sobresalientes de los diferentes pactos y convenciones internacionales en los cuales los países signatarios se comprometen  a cumplir de forma plena con la libertad de Prensa y otros muchos temas democráticos que entran en la categoría de los Derechos Humanos, fundamentales, civiles y políticos.
   
Como se sabe el 10 de diciembre de 1948, la Asamblea general de la organización de Naciones Unidas, en la ciudad de San Francisco, Estado de California, EEUU, aprobó la declaración Universal de los Derechos Humanos y de ahí es que el artículo 19 de la referida declaración universal se ha convertido en la columna vertebral de la libertad de prensa y en eje fundamental del Derecho de la Información. El contenido del indicado artículo establece textualmente lo siguiente:
   
“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, este derecho incluye el de no ser molestado a causa  de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el de difundirlas sin limitación de fronteras por cualquier medio expresión”.
   
Si se hace el análisis del contenido de los temas de la libertad de prensa, no  sólo de la Declaración Universal  de los Derechos Humanos, sino también del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, la Convención Interamericana de los Derechos Humanos y la Carta Democrática de América Latina, se podrán resaltar varios aspectos sobresalientes relativos al compromiso que tiene la comunidad internacional de fortalecer, vigilar y garantizar la libertad  de Expresión y Prensa como temas cardinales del sistema político de la democracia.
   
Las  características y condiciones más destacadas en el marco jurídico internacional de la Libertad de Prensa y de Expresión son:

a)    Está absolutamente prohibida la Censura Previa  a excepción de los  espectáculos públicos,  es decir, los eventos  públicos pueden someterse a procedimientos de Censura  Previa mediante ley que lo regule.

b)     Protección especial de la juventud, la niñez y la adolescencia. Esto es, se busca evitar la difusión de imágenes y mensajes que puedan  frustrar el desarrollo integral de la personalidad de los individuos.

c)    Se  prohíbe toda propaganda a favor de la guerra. Los medios no deben prestarse para promover mensajes que halaguen los conflictos entre las personas y los pueblos.

d)    Nadie tiene derecho a ser molestado a causa  de sus opiniones. Se sabe que en la vida real tanto los funcionarios gubernamentales, como los empresarios van monitoreando las opiniones de los conductores para negarle la publicidad, entre otras molestias.

e)    Los Estados deben garantizar plenamente el ejercicio de todas las funciones de prensa.

f)    La libertad de Expresión y la Libertad de prensa representan derechos verdaderamente universales. Esta universalidad tiene tres modalidades: mediática, geográfica y subjetiva. Lo que significa que son derechos de todos los individuos que pueden ejercer en todos los países por todos los medios de comunicación.

g)    La Libertad de Prensa como Derecho fundamental de las personas implica: un Sujeto Activo de la prensa que es quien pública, escribe comenta o difunde a través de los medios de comunicación y un Sujeto  Pasivo, que es la audiencia, los lectores, quienes deben ser respetados y deben recibir informaciones completas, veraces, adecuadas y oportunas.

h)    Hay una tendencia creciente a nivel mundial  hacia la despenalización de los delitos de prensa y como ejemplo se puede indicar que ya el Tribunal Constitucional de la República Dominicana ha declarado 7 artículos de la ley de expresión y defunción del pensamiento número 6132, contrarios a la Constitución.

Todo lo anteriormente expuesto sirva de base para entender lo que dispone el artículo 49 de los Constitución Dominicana respecto a la Libertad  de prensa, Precisamente como se podrá notar a continuación, nuestra ley sustantiva recoge y consagra los principios y características internacionales del derecho de la información.
El artículo 49 de la Constitución Nacional dispone los siguientes derechos y principios jurídicos.

Libertad de Expresión e Información: toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, ideas y opiniones por cualquier medio sin que pueda establecerse censura previa.
  
Toda persona tiene derecho a la información. Este derecho comprende buscar, investigar, recibir  y difundir información de todo tipo de carácter público, por cualquier medio, canal o vía, conforme determinan la Constitución y la ley.
   
Todos los Medios de Información tienen libre acceso a las fuentes noticiosas oficiales y privadas de interés público de conformidad con la ley.
El Secreto Profesional y la Cláusula de Conciencia del periodista están protegidos por esta Constitución y la ley.
   
Toda persona tiene derecho a Réplica y Rectificación cuando se sienta lesionada por informaciones difundidas. Este derecho se ejercerá de conformidad con la ley.
   
La ley garantiza el acceso equitativo y plural de todos los sectores sociales y políticos a los medios de comunicación propiedad  del Estados.
   
El disfrute de estas libertades se ejercerá respetando el Derecho al honor a la intimidad, a la dignidad y la moral de las personas. En especial de la juventud y de la infancia, de conformidad con la ley y el y el orden público.
   
Finalmente, a groso modo, tratemos la ley de Expresión y Difusión del pensamiento en la República Dominicana, llamada, también, Ley de Prensa Número 6132 del año 1962. 55 años después de su promulgación podría afirmarse categóricamente que la ley de prensa de este país es Obsoleta por múltiples factores: por el avance vertiginoso de la tecnología de la comunicación y la información, porque ha cambiado radicalmente el contexto político, social y económico de la República Dominicana y también porque ha variado significativamente el sistema jurídico nacional e internacional, sistema jurídico que le sirvió de base, a tal punto de que ya 7 artículos de la ley de Expresión y difusión del pensamiento fueron declarados inconstitucionales por el Tribunal Constitucional de la República Dominicana.
   
Señoras y señores, se hace urgente iniciar el proceso de Reforma no sólo de la Ley de prensa, sino también de todas las leyes de la Comunicación en la República Dominicana, tales como la Ley 10-91 de Colegiación Periodística, la 1951 Sobre Espectáculos Públicos y Radiofonía  con su controversial reglamento 8-24, la 153-98 sobre telecomunicaciones, así como la ley 200-04 sobre Libre Acceso a la información Pública.
  
Algunos críticos del tema plantean que se debería hacer el Código de Comunicación que trate todos los temas relativos a la Libertad de Expresión, de Prensa y del derecho de la Información en sentido general. Otros recomiendan también, una Legislación de Radio y Televisión en República Dominicana.
   
Amigos y amigas, lo cierto es que a 7 años de vigencia de la Constitución del 26 de enero del año 2010, los aspectos constitucionalizados que amplían y fortalecen la libertad de Prensa y que consolidan la Democracia, no figuran en ninguna ley todavía y lo peor es que no se observa ningún movimiento en los gremios periodísticos que anime la necesidad de iniciar el proceso de reformas a las leyes de la comunicación en la República Dominicana.
   
Temas como la Cláusula de Conciencia del Periodista y el Derecho al Acceso equitativo y plural a los medios de comunicación  propiedad del Estado, representan derechos claves que vienen a garantizar mayor independencia en el ejercicio del periodismo, a salvaguardar la libertad de expresión y a consolidar la institucionalidad democrática de la República Dominicana.
   
Los periodistas profesionales de este país no pueden seguir  cruzados de brazos frente al amplio proceso de reformas que deben hacerse a las leyes de la comunicación, razón por la que al término de esta exposición, en este interesante Panel sobre Constitución y Libertad de Prensa en República Dominicana, se hace la siguiente propuesta pública.
   
Proponer formalmente al presidente de la República, Licenciado Danilo Medina que nombre la Comisión Presidencial para la Reforma de las Leyes de la Comunicación a los fines de adecuar el marco legal de la Libertad de Prensa a la realidad jurídica, democrática e institucional de la República Dominicana en el siglo XXI.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords