18 Noviembre 2017 5:43 PM

PortadaOpiniónColumnas

Rafael Cantisano Arias (1927-2017)

Julio M. Rodríguez

Julio M. Rodríguez

Julio M. Rodríguez | ACTUALIZADO 11.11.2017 - 1:00 am

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

A mediados de junio de 1964, recibí inesperadamente la visita,  en mi oficina del Director de la Policlínica del Instituto  Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) en Montecristi, de un médico que venía desde Santiago, en trabajos organizativos de la filial de la Regional Norte, de la entonces Asociación Médica Dominicana.
   
Me convenció por su forma clara de hablar de que los médicos debíamos unirnos para poder luchar por la mejoría de nuestras condiciones de trabajo, el respeto a la Ley 6097 y la mejoría de los hospitales.
   
Le contesté afirmativamente al doctor Cantisano, que así se llamaba mi visitante, de que me integraría a esta entidad  y aunque  el proceso de reorganización  de la AMD después de la muerte de Trujillo fue lento y con períodos de inactividad, la AMD, que luego se transformó en CMD  es una realidad y  fue gracias a la actividad desplegada  de hombres como el doctor Cantisano, que esto fue posible.
   
Por estar inhabilitada esta columna por dos semanas, debido a la ausencia del país de su autor, no pudimos asistir a los funerales de nuestro  apreciado Dr. Cantisano, un icono de la decencia y honestidad, gloria de la medicina dominicana y de fama internacional, por sus trabajos tanto médicos, como culturales e   históricos.
   
De todas formas,  publicamos  esta columna en su  memoria, mas de dos semanas después de su sentido fallecimiento, pues pensamos que nunca es tarde para decir la verdad, sobre un hombre de una trayectoria de vida  ejemplar.
   
El había nacido en esta ciudad, el 24 de febrero de 1927, fruto del matrimonio de Humberto Cantisano  Flores y Ana Arias. La familia se trasladó a la ciudad de Puerto Plata donde el joven Cantisano terminó sus estudios primarios y realizó los de bachillerato que finalizaron en 1945. Por este motivo muchos pensaron que el Dr Cantisano era de origen Puerto Plateño.. En 1945 se trasladó  a  Santo Domingo, entonces llamada Ciudad Trujillo, a realizar sus estudios de medicina, en .la única universidad existente entonces en el país, graduándose en 1951.
   
Este fue el inicio de una de las carreras medicas mas fructíferas que conoce este país, que tuvo una duración de 66 años, pues el Dr. Cantisano continuó ejerciendo su profesión, a pesar de un serio quebranto de salud, ocasionado por un accidente automovilístico, que casi le cuesta la vida y que le ocasionó una limitación en su movilidad física, aunque no afectó el funcionamiento de su brillante intelecto, que continuó ofreciendo cátedras llenas de sabiduría.
   
Enumerar las múltiples actividades desplegadas por el Dr. Cantisano durante su vida, en el  espacio de esta columna  es imposible y me limitaré a las que considero mas relevantes, además de la ya señalada como pilar en la formación de la regional norte de la AMD, de la dual aún residiendo fuera de la ciudad capital, fue su presidente a nivel nacional, en el período 1964-65, siendo la primera ocasión en que esto ocurrió. Ya había sido presidente de la Asociación Medica de  Santiago en 1963.
   
Fue Presidente de la Cruz Roja Dominicana 1965-66. Desde 1967 hasta poco antes de morir fue profesor de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, siendo de los que creó las carreras de Trabajo Social, de Enfermería y  la Escuela de Medicina, de la cual fue su primer director. De  1982 a 1986 fue director del Hospital  Presidente Estrella Ureñá de esta ciudad, implementando los programas de residencias médicas allí.
   
Es autor de varios libros sobre la medicina en el país, incluyendo  sobre la medicina en Santiago y otro sobre  la de Montecristi.
   
Por este medio expreso mis condolencias a los familiares de este distinguidísimo médico, a quien todos los que tuvimos la dicha de conocer, lamentamos su ausencia..



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords