18 Noviembre 2017 5:40 PM

PortadaOpiniónColumnas

El reclamo del cese de la impunidad tiene un 66% de apoyo según la última encuesta Gallup Hoy

Juan Núñez Collado

Juan Núñez Collado

Juan Núñez Collado | ACTUALIZADO 11.11.2017 - 12:59 am

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Opino que esto es muy alentador en medio de una sociedad que casi ha perdido su capacidad de rebelarse contra el cáncer de la impunidad.
   
En medio de una sociedad donde lo anormal se ha convertido en la norma.

¿A qué se debe esta situación de indolencia del pueblo dominicano?

Se debe a que en la sociedad dominicana un escándalo público tapa el otro y observamos con suma tristeza que la Constitución y las leyes siguen siendo “letra muerta”, porque a los delincuentes de “cuello blanco” no se les toca ni con el pétalo de una rosa, ya que los legisladores, que deberían hacer contrapeso a los poderes Ejecutivo y Judicial han abandonado su rol de representar, fiscalizar y legislar en favor del pueblo, para convertirse en su mayoría en incondicionales del Poder Ejecutivo, que les garantizó sus candidaturas a cambio de convertirse en un borroso sello gomígrafo de los Poderes Ejecutivo y Judicial.
   
Jefferson, uno de los padres de la Constitución de los Estados Unidos, señaló: “La ley sin sanción no entran en la razón”.
   
Este pensamiento luminoso coincide mucho con lo planteado por nuestro Padre de la Patria Juan Pablo Duarte, que dijo: “Mientras no se escarmiente a los traidores como se debe, los buenos y verdaderos dominicanos serán siempre víctimas de sus maquinaciones”.
  
Ojalá que la denuncia  del escándalo de la inversión de 39, 792,476.80 dólares por los pasados incumbentes de la Junta Central Electoral, no caiga en el vacío de los escándalos de la OISOE, la Odebrecht, los Tucanos, los casos del CEA, los Tres Brazos y otros grandes escándalos públicos que debieron sacudir la conciencia ciudadana para que se aplique todo el peso de la ley sin injusticias ni privilegios.
   
En las pasadas elecciones llovieron las quejas y denuncias en contra de la compra de unos equipos que no pasaron la prueba y que técnicamente ya eran obsoletos.
   
¿Se guardará este escándalo en el saco del olvido al igual que otros similares y peores?

¿Es  que no entienden que con estos escáneres se burló la voluntad del pueblo dominicano?
   
Yo recuerdo que de 10 personas consultadas tanto en público como en privado 7 estaban dispuestas a votar por un cambio.
   
Una vez más el personalismo, apoyado por un tribunal electoral viciado y parcializado, se impuso al soberano, que es el pueblo.
   
Sin dudas que estamos frente a unas autoridades que carecen tanto de legalidad como de legitimidad.
   
¡Ojalá que aprendan de sus errores y no traten de perpetuarse en el Poder a base del irrespeto y violación de la Constitución y las leyes!
   
Nunca es tarde para cambiar el rumbo torcido del irrespeto a la Constitución y las leyes.
   
Si guardamos el orden, éste nos guardará a todos y a los hijos de nuestros hijos.
   
Es urgente deponer los caprichos personales para construir un mínimo de institucionalidad que sea garante de la paz y del Bien Común.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords