18 Noviembre 2017 5:34 PM

PortadaOpiniónColumnas

Que se escuche el clamor de los jueces por una justicia independiente

Juan Núñez Collado

Juan Núñez Collado

Juan Núñez Collado | ACTUALIZADO 13.10.2017 - 10:25 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El día 10 de octubre del 2017 pasará a los anales de la historia dominicana como un día memorable para retener en la memoria, ya que todos los jueces del país a una voz han reclamado que se respete la independencia del Poder Judicial y el respeto al debido proceso judicial que se debe aplicar en cada caso y en especial cuando se trate de los mismos jueces, ya que muchos han sido víctima del mal del irrespeto al debido proceso y de la independencia de la Justicia.
   
Tenemos una administración de Justicia atrapada por el conflicto de intereses.
   
En muchos casos no se ha respetado el debido proceso para movilizar jueces y hasta cancelarlos de manera arbitraria y parcializada en contra de algunos magistrados.
   
Como reacción a esta situación de una violación vulgar y afrentosa de la independencia de la Justicia como un poder del  Estado  los jueces, en un Manifiesto presentado en todas las jurisdicciones,  manifestaron que la suspensión de un juez de forma indefinida sin disfrute de salario, sin la debida fundamentación, al margen de una investigación o proceso disciplinario atenta contra las garantías del debido proceso establecido en el Artículo 69 de la Constitución.
   
Los jueces consideran que la independencia judicial no es un privilegio de los miembros de la Judicatura, sino de todo ciudadano que tiene derecho a acudir a un juez con la certeza de que recibirá respuestas de un juez independiente, “que juzgará el reclamo que ha presentado y decidirá en base a lo que ha sido mostrado y probado al margen de toda influencia externa, sin recelo, temor o preocupación por el impacto que pueda tener esa decisión, apegado única y exclusivamente a la Constitución y las leyes”, dice el Manifiesto. Fin de la cita.
  
¡Qué bueno que escuchemos la voz colegiada de los jueces clamando por el imperio de la Constitución y de las leyes!
   
San Agustín decía que: “Dios es tan maravilloso que de los males saca bienes para sus hijos”.
   
¡Qué bueno que los jueces entiendan que se deben a la justicia por encima de todo!
   
¡Qué bueno que los jueces entiendan que por encima de la Constitución y las leyes nadie se puede situar!
   
¡Que bueno que los jueces entiendan que sin la independencia del Poder Judicial no se puede impartir justicia con apego a la verdad y sólo a la verdad de los hechos!

No todo está perdido.

 Es urgente que el Poder Ejecutivo se desvincule de los poderes fácticos del Comité Político del PLD y de otros grupos de presión, que han contribuido en gran medida a la falta de institucionalidad y de respeto a la Justicia y al debido proceso, caiga quien caiga.
   
Felicitemos de corazón al Poder Judicial y démosle todo el apoyo antes que sea tarde para revertir el proceso de deterioro en que estamos sumergidos como sociedad, que vive como “los chivos sin ley”.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords