15 Diciembre 2017 7:52 PM

PortadaOpiniónColumnas

El encuentro entre culturas

Luciano Filpo

Luciano Filpo

Luciano Filpo | ACTUALIZADO 12.10.2017 - 9:57 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

En octubre se conmemoran quinientos veinticinco años de producirse el encuentro entre culturas. Después de Don Cristóbal Marinero estar extraviado varios meses en la mar oceanana, estando a la deriva, choca con una islita de América (Guananahini, watling, San salvador) lo demás será revolución comercial, demografía, cultural, política y social. La cultura anda relacionada con el modo de vida, forma de ser de un pueblo, en fin, todo el acervo de una población (indumentaria, gastronomía, creencias, distancia social, conocimiento, estilo de trabajo…), para las ciencias sociales, la categoría cultura es un tema transversal, se halla presente en cada disciplina, permea la vida humana en todas sus manifestaciones. Muchos antropólogos culturales, sociólogos, psiquiatras han prestado particular importancia a la categoría en cuestión. Malinowski, Brown, Childe, Lington, Freud, Harris, Morgan han estudiado el fenómeno de la cultura y su impacto en las sociedades y en la persona misma.
  
El encuentro producido con la presencia europea en América tiene una connotación para transformar la ciencia, la economía y la cosmovisión del mando que se tenía en la época. El europeo estaba sediento de mercadería, metales preciosos y especias. La economía mercantil europea se desangraba con la toma de Constantinopla por los turcos (1453), se paraliza el comercio entre occidente y oriente. Refiriéndose al impacto del europeo en el caribe, sostiene Pablo Neruda en un poema dedicado a Santo Domingo, que ¨buscaban oro y o buscaron tanto, que los garrotazos fueron argumentos, tan poderosos que los indios vivos, se convirtieron en cristianos muertos¨. El mundo europeo se transforma, la ciencia avanza, la cultura teocéntrica es desplazada por una cultura antropocéntrica, lo humano venia tomando mucha relevancia, el hombre volvía a ser la medida de todas las cosas. Ese humanismo renacentista que se da entre los siglos XV o XVI convierte al hombre en ser: curioso, critico, individualista, avaricioso, libidinoso… Se produjo un encuentro entre los europeos y los pueblos originarios de América. Este encuentro se tradujo en transculturación, xenofobia, etnocentrismo y hasta etnocidio en el área del caribe insular. La cultura puede cambiar por la migración, el comercio y la tecnología. Estos tres factores se constituyeron en los resortes de los europeos para imponer un proceso de transculturación en el nuevo continente. Se imponen las lenguas, las creencias, las leyes, la inquisición, la forma militar. Se hicieron etnografías sobre los pueblos originarios, se impuso desde el principio una visión europeo centrista del mundo. La sociedad y el mundo se verían desde la perspectiva de los europeos, donde su honor, dignidad, pasiones, bajezas. El encuentro de culturas propicia la superación de la visión geoespacial del planeta, la economía capitalista se dinamiza, la alimentación de los europeos mejora notablemente con los nuevos rubros encontrados en América (yuca, papa, maíz, cacao, batata…)
   
El encuentro entre culturas generaría un debate acerca de la procedencia y estado social de los pobladores de América. Para el europeo, el amerindio era un salvaje, ignaro, sin hábitos y conquista la era un acto de piedad y civilización. Incluso hubo clérigos que se sumaron a esta concepción y se sumaron a la ola de someter a los pueblos aborígenes ya que se le hace el favor de elevarlos del salvajismo a la civilización. Todas las instituciones del mundo europeo fueron trasplantadas para América y empleadas para promover un proceso de colonización y transculturación: consejo de indias, casa de Sevilla, ejercito, iglesia, real audiencia, cabildo. El proceso de trasplantar la cultura europea fue un proceso de imposición, los progresos materiales del europeo facilitaron la conquista y sometimiento de los pueblos originarios. América, África y Asia serian cometidos a un proceso de pillaje y explotación por los europeos. El indio fue sometido al sistema de encomienda, mita u obraje; el africano fue cazado como bestia, transportado y vendido como esclavo en América, el asiático fue invadido en su intimidad, cuando no con el comercio otras veces con el opio o el experimento del conejillo de india. El nativo australiano fue y es visto aun como una bestia en proceso de evolución. Las ciencias naturales y posteriormente las sociales encontraran un escenario perfecto para su desarrollo. Los animales, plantas, escenario, personas todo contribuido a ampliar el abanico para interpretar y explicar al mundo.
    
El ingreso del africano al continente americano traerá un proceso de mestizaje, una amalgama, y otras veces un proceso de sincretismo cultural. La esclavitud del africano desarrollará el prejuicio racial hacia el negro o afroamericano se diría hoy. En el plan étnico se producen cruces y enriquecimientos de culturas.

La economía se transforma con los descubrimientos, estaba en su Genesis el capitalismo. El oro de América llena las arcas europeas, el africano dinamiza el comercio, convirtiéndose en una mercancía para el trabajo esclavo; las especies asiáticas llegaran con abundancia a Europa.
   
En el plano político las monarquías europeas se erigen en los propietarios de pueblos, territorios, y culturas ancestrales. En el ámbito social, la figura del mayorazgo desaparecerá en España, los descubrimientos ofrecen gran oportunidad a segundones, tercerones y cuarterones. En definitiva, el encuentro de culturas fortalece el iniciado periodo de la modernidad europea y de su visión para ver e interpretar el mundo.

El Autor es Dr. En Educación



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords