17 Diciembre 2017 6:07 AM

PortadaOpiniónColumnas

Una nueva ola nacionalista se aproxima

Aquiles Olivo Morel

Aquiles Olivo Morel

Aquiles Olivo Morel | ACTUALIZADO 11.10.2017 - 10:58 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

En todas partes emergen movimientos dentro de los países con larga tradición democrática tratando de separarse, esta inconformidad en muchos casos longevas brotan repentinamente cuando asoman la escasez o cuando las perspectivas de las elites y la gente común empieza a socavarse lentamente,  hasta convertirse en una especie de frustración.

El largo camino recorrido por la globalización proporcionando en la mayoría de los casos un bienestar a muchos países alrededor del mundo se trunca, no por la decisión local, sino más bien por la ocurrencias de eventos no considerados, ni por asomo en aquella expansión vertiginosa de las grandes economías, las cuales durante muchos años estaban estancadas y apenas alcanzaban para brindar un mínimo de seguridad a la gente.
   
¿Acaso estos años dorados llegaron a su final? Con mucha certeza se puede advertir la dificultad de la zona del Euro para remontar las situaciones recientes. Al interior quienes cargan con los planes de salvamentos empiezan a pagar el precio, si se observan los resultados electorales, como el de Alemania y la intención del electorado hasta último momento en las recientes elecciones francesas.    
   
Los nacionalismos una expresión llana del interés colectivo cuando ve en riesgos sus intereses mínimos brotan con intensidad en todas partes como forma espontánea de atender viejos resabios, donde no están ausentes las luchas étnicas, religiosas y tipo meramente económica.
   
El ex líder de la desaparecido URSS,  Mijaíl Gorbachov, -Rusia "tiene varias Cataluñas-",  advierte de un posible brote de otros territorios con firme convicción nacionalista, los cuales podrían reclamar su independencia. ¿Por qué tantas inconformidades alrededor del globo, siempre con la mira puesta en demandar la autonomía, cuando no su independencia?

El caso más reciente ocurre en España con Cataluña  -aportan el 20% a     PIB Nacional- pese a la advertencia de que esta rica región podría evolucionar hacia un país del tercer mundo culmino declarando su independencia,  aunque  con una maniobra políticamente inteligente procedió a suspenderla para permitir un dialogo con las autoridades nacionales.
   
Los movimientos migratorios presionando las viejas economías de Europa no ceden, peor aún caldean las expresiones nacionalistas, tal y como aconteció con la salida de Inglaterra de la Unión Europea y  ahora empuja a los votantes en otras latitudes a desenterrar a los conservadores, como lo sucedido recientemente en Alemania con el partido de Ultraderecha, el cual pasa a ocupar la tercera posición, hecho que no sucedía desde los años del nacismos en 1945.
   
Nadie niega el deterioro de los estilos de vida en el viejo continente.  Una consecuencia de los efectos de la crisis económica de 2008; el acelerado desempleo y la onda expansiva del shock  de los griegos posteriormente; y que siguió después: la inconformidad de los países destinado a empujar y lograr la sostenibilidad con planes de salvamentos, en discusión aun los parlamentos.
   
Y en aquellos países con un modelo político basado igualmente en la democracia pero con fuertes apegos a los resortes de los Estados Federados la inestabilidad se reflejó, también,  en los procesos electorales recientes. Sucedió con los Estados Unidos, país cuyo papel de “Policía del Mundo” le ha significado un alto costo en la geopolítica;  su presencia  en los diversos Conflictos Internacionales, siempre amparados en los esfuerzos diplomáticos  empiezan a tener una consecuencia interna; su representantes cada vez más destinan mayor esfuerzo para aprobar cualquier proyecto de Ley, sin importar la importancia de este o no, o sencillamente su impacto para la comunidad.
   
Hay quienes se inclinan por pensar que se trata de un reordenamiento de los países en nuevos bloques, donde prima el factor económico; para otros, la globalización pudiera estar en el umbral de una nueva etapa, la cual sería capaz de delimitar claramente el surgimiento de nuevos bloques económicos, donde la competencia no tendría como base el  orden establecido actual y los viejos roles se echarían por tierra, como sucede con los Estados Unidos, país cuya decisión firme de dejar atrás  su papel de guardián del universo parece irreversible.  
   
Mijaíl Gorbachov en su momento conmociono el mundo con su libro la “Perestroika”, ahora apareció nueva vez, con un título conmovedor: “Sigo siendo un optimista”, donde presagia nuevas vicisitudes para Rusia, tanto a lo interno como a lo externo, al tiempo de evaluar las actuaciones de Stalin,
   
Trabajar para otros: como los Catalanes; Fin a la dominación: Los Eucranianos; el miedo a la perdida de la seguridad y los logros: caso de los europeos; san apenas algunas de las razones para despertar un día con el sueño de la libertad!



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords