25 Septiembre 2017 3:16 PM

PortadaOpiniónColumnas

Desidias impropias por inmigraciones de indocumentados haitianos

Ing. Conrado Asencio

Ing. Conrado Asencio

Ing. Conrado Asencio | ACTUALIZADO 16.07.2017 - 8:38 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

1 de 2                    

Entre dominicanos y haitianos NO puede haber FUSION.  
Juan Pablo Duarte         


Cualquier lector podría pensar que estamos arando en el desierto o peor aún en las aguas profundas cuando planteamos los problemas que nos están generando los ingresos irregulares de haitianos indocumentados al territorio nuestro, dominicano, y no basta que un nacional haitiano cuente con documentos y hasta tenga un pasaporte si ha ingresado de manera cuestionable y clandestina, atravesando cualquier punto de la línea fronteriza. Dominicana. No hay argumento o razon valedera a estos respectos. Duarte estaría luchando para proteger la independencia y soberanía del país, tierra dominicana que forjo luego de tantas penurias.
   
Consideramos igualmente que no debemos descartar las afiliaciones de nacionales haitianos que han tenido originalmente el visado correspondiente para ingresar al territorio dominicano. La gran mayoría se queda en el país y consecuentemente se convierte en un intruso y por la irregularidad de su permanencia violatoria a las leyes dominicanas. Es prudente el que gobierno solo disponga de un cónsul en Haití y controle disponiendo las limitaciones de expediciones de visados a fin de fiscalizar la masiva invasión pacifica que actualmente realizan los haitianos con el apoyo, muchas veces disfrazados por países desarrollados y organizaciones internacionales.
   
En conversaciones, siempre sale a relucir que parte de los problemas dominicanos están estrechamente vinculados a la familia de Bill Clinton, a la desidia de los gobiernos haitianos y a la  falta de soluciones a la problemática haitiana, aunque no hemos podido confirmar estas aseveraciones. Se desconoce que se ha podido resolver con los recursos aportados como ayuda internacional. Parece ser, debido a los continuos hechos, que las soluciones de los haitianos se la han dejado a los gobiernos de la Republica Dominicana, país que no cuenta con los medios económicos para poder solventar los problemas y necesidades de la población haitiana y no está en capacidad para recibir miles de haitianos.
  
 Según declaraciones y hasta afirmaciones llevadas a cabo, en manifestaciones multitudinarias de haitianos radicados en el país, han reiterado que esta isla es una sola, desconociendo que hay dos naciones, países, totalmente diferentes en culturas, economía y soluciones sociales y de salubridad. Reiteran que ya todo el territorio es solo Haití, dando a entender que ya es la que desean organizaciones internacionales y países desarrollados que solapadamente anhelan la concretización de la FUSION de ambas naciones, y esto es una INCORRECTA interpretación, prerrogativa, decisión fuera de contexto que es y será repudiada por todos los dominicanos.
   
Son tan numerosos los haitianos que han trasgredido nuestro territorio que hemos escuchado a féminas que han dicho, pero todo Haití está aquí, y esto no puede ser. El famoso plan de regularización cumplió originalmente su cometido y ya vencido tiene más de dos años por lo que aquellos que no cumplieron los requisitos del gobierno dominicano, deben ser repatriados a su país. El mismo no puede ni debe ser reprogramado nuevamente ´para continuar con las regulaciones de haitianos indocumentados, aunque lo soliciten organizaciones internacionales.  Por otra parte, las autoridades dominicanas deben estar mejores informadas de lo que se ha estado difundiendo que desde gobiernos anteriores y el actual, se ha firmado un documento para permitir el indiscriminado paso fronterizo por haitianos indocumentados, acto que no hemos confirmado por lo cual el gobierno debería ser más transparente y dar una explicación convincente a este respecto.          
    
Continuaremos.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords