21 Febrero 2017 2:48 PM

PortadaOpinión

La Biblia Contra el Cáncer

Rafael Baldayac

Rafael Baldayac

Rafael Baldayac | ACTUALIZADO 21.10.2015 - 6:59 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“Os he dado toda planta que de semilla…Todo árbol que lleva fruto y da semilla. Eso será vuestro alimento” (Génesis 1:26-30)

¿Cuál es la dieta original? ¿Qué dieta es la más saludable? La dieta para nuestros días debe ser equilibrada. “Oye, hijo mío, y sé sabio, y endereza tu corazón al camino. No estés con los bebedores de vino, ni con los comedores de carne; porque el bebedor y el comilón empobrecerán, y el sueño hará vestir vestidos rotos” (Proverbios 23:19-21).
   
Nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo (1 Corintios 6:19,20). Es importante nuestra alimentación para conservar la salud en espíritu, alma y cuerpo. La adoración es integral.
   
“La Biblia Contra el Cáncer” es el título del libro escrito por el doctor David Khayat, una eminencia francesa en oncología, profesor universitario en dos continentes y responsable del Plan Nacional Francés contra el Cáncer.
   
El libro, de fácil lectura, a pesar del tema y de las inevitables referencias médicas, compila 30 años de investigación científica, contrasta ideas y teorías de galenos de todo el mundo, y lo combina con prácticos consejos nutricionales, basados en los resultados de esas mismas investigaciones y su experiencia personal.
   
A juicio del doctor Khayat, dentro de los principales agentes anticancerosos están:
Jugo de granada: Recomendado por su altísima concentración de antioxidantes de muy buena calidad. Muchos estudios han demostrado su eficacia en la prevención del cáncer de próstata, de mama y de colon.

Té verde: Todas las variedades de té verde son ricas en sustancias anticancerosas que se magnifican si se combinan con hojas secas de lechosa (papaya).

Selenio: Es uno de los pocos complementos que han demostrado su eficacia en la prevención del cáncer. Se encuentra fácilmente en todas las farmacias, pero consulte con su médico sobre la dosis recomendada.

Tomates: Contienen licopeno, que es realmente eficaz contra el cáncer, sobre todo en el hombre. Consuma tomate, incluso preparado industrialmente como en salsas o zumos.

Fibras alimenticias: Son muy importantes, de entrada, como prebióticos, y luego, porque no se digieren, y aceleran el tránsito intestinal: de ese modo, los componentes potencialmente cancerígenos de los alimentos pasan menos tiempo en contacto con la mucosa intestinal. No obstante, las personas con colon irritable deben tener cuidado.

Ajo y cebolla: Son notables agentes anticancerosos y componentes importantes de la famosa dieta mediterránea. Úselos con profusión.

Quercetina: Se encuentra en las alcaparras, el apio, el cacao y el pimentón y es un agente preventivo muy eficaz, sobre todo para los fumadores.

Ejercicio físico: Se ha demostrado su eficacia en la reducción del riesgo de recaídas del cáncer. También interviene directamente en el marco de un gasto energético capaz de mantener un índice de masa corporal satisfactorio.

¿Que debe evitarse? Esta lista incluye alimentos, bebidas, e incluso aspectos de estilo de vida que debemos evitar, en aras de prevenir el cáncer en diferentes etapas de nuestra vida. Señalamos los más importantes indicados en el libro, a juicio de sus autores.

• El tabaco, en cualquiera de sus formas, fumado o inhalado. Se ha demostrado que el tabaco es responsable de cerca del 30% de los cánceres detectados en el mundo.

• El exceso de lácteos, ya sea leche o productos fermentados en el caso de los varones. Los hombres no deberían consumir muchos lácteos a partir de los 50 años, en cambio, son productos excelentes para niños y mujeres.

• El exceso de peso: Al igual que la vida sedentaria, el sobrepeso es un poderoso factor de riesgo de cáncer, tanto para hombres como mujeres.

• El arsénico, los nitratos y los nitritos: Nosotros no tomamos agua directamente de la llave, pero en muchos países sí, y se ha demostrado la presencia de arsénico en el agua de consumo regular y embotellada. Respecto a los otros dos ingredientes, lea cuidadosamente las etiquetas de ciertos embutidos industriales y evítelos; son altamente cancerígenos.
   
El doctor Khayat ha tratado a miles de personas aquejadas de cáncer durante su vida profesional de más de tres décadas. La ciencia ha logrado importantes avances y descubrimientos en todos estos años, pero no ha dado con la cura.
   
Sin embargo, esta demostrado que una combinación adecuada de ciertos alimentos, bebidas y ejercicio regular funcionan a nuestro favor cuando las estadísticas están en contra. 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords