26 Junio 2019 4:06 AM

PortadaOpinión

Dios habla a través de su Espíritu

Maricela Ortiz

Maricela Ortiz

Maricela Ortiz | ACTUALIZADO 29.12.2014 - 6:29 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.” MT.10.20
  
Cuando se ora, cuando se lee la palabra, al adorar y meditar en la palabra, Dios siempre habla, y lo hace a través del  Espíritu, quien nos redarguye cuando nos quiere amonestar,  corregir, instruir  o enseñar algo.
  
En cualquier momento que el Señor quiere hablarnos,  él lo va hacer a través del Espíritu, es la razón por la que se menciona en el tercer lugar, no porque sea el último, sino por el orden de función, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
   
Me explico, Dios aparece hablando con sus hijos Adán y Eva, al ellos pecar rompieron esa relación de  Padre-hijo. Luego viene el Hijo y nos reconcilia con el Padre por medio de su sangre preciosa,  reivindicarnos a través de la cruz, volviendo nosotros a tener esa relación con el Padre.
   
Después de esta reconciliación donde Jesucristo nos hace acepto ante el Padre, viene su partida, donde ya no estará de manera visible con nosotros y es entonces cuando viene  el consolador, el Espíritu Santo, quien llega a dar continuidad al propósito de Dios con relación  a los hombres.
   
Cuando Ezequiel dice: “Me levantó, pues, el Espíritu, y me tomó; y fui en amargura, en la indignación de mi espíritu, pero la mano de Jehová era fuerte sobre mí.” Ez. 3:14
  
 Este versículo nos muestra una experiencia gloriosa donde se puede experimentar la presencia de Dios, es donde nuestro espíritu se topa con el de Dios y es en ese nivel espiritual donde sentimos  que no hay nada de nosotros, sino su presencia.
   
Estando en la  presencia de Dios, es cuando  nuestro espíritu se sujeta  en ese momento al Espíritu,  y es donde el alma  en ese instante se sujeta a la voluntad del Señor siendo instruida y educada por el Espíritu Santo.
   
Se sabe que se está en el Espíritu cuando el alma se eleva y solo  el Espíritu de Dios está hablando a nuestro espíritu. Es entonces cuando recibimos revelaciones, palabra de ciencia, amonestaciones, dirección del Señor y todo lo que él Señor quiere hablarnos.
   
“Pero cuando os trajeren para entregaros, no os preocupéis por lo que habéis de decir, ni lo penséis, sino lo que os fuere dado en aquella hora, eso hablad; porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu Santo.” MR.13.11
  
Es  importante  orar en el espíritu, porque él es que intercede con gemidos indecibles cuando estamos en su presencia, es él que le dice a Dios lo que está pasando en nuestras vidas y lo que queremos. Pero el alma no hace mucho delante de Dios, para nada toca su gloria. Ella no sabe orar, solo repite y dice cosas  incoherentes y no de acuerdo al propósito de Dios.
   
“Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor.” LC.2.26
 
“Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días.  Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.” HCH.2.18
 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




View My Stats