30 Abril 2017 7:03 AM

PortadaNación

Madres voluntarias se integran a la jornada escolar extendida

Redacción | ACTUALIZADO 30.08.2015 - 5:08 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

 SANTIAGO.-Los 778 estudiantes, desde nivel inicial hasta sexto grado de la escuela Francisco Arias del populoso sector de la Otra Banda, en Santiago, almuerzan ordenados, tranquilos y mimados con el amor del voluntariado de madres que se ha integrado al proceso de alimentación que ofrece el nuevo sistema de Jornada Escolar Extendida.
   
A las 11:30 de la mañana los más pequeños del plantel son recibidos con una sonrisa especial con sabor a hogar,  en el ordenado comedor que, cual restaurante, mantiene las mesas limpias y puestas con sus platos y vasos cromados, uniformes, sin bordes  e impecables.
   
Para algunos de los niños y niñas, las que de rojo se visten son sus madres, para la generalidad son las “tías”, las que explican con paciencia que las “maticas” en los platos también se comen, son sabrosos vegetales, nutritivos, que los ayudará a ser inteligentes y fuertes.
   
Cuando la nostalgia por papi o mami los abruma, las tías les alientan con su cariño materno, una atención especial y si es necesario les ayudan a comer: “avionciiiito”, acción que solo una madre lo podría hacer con tanta ternura y dedicación, plantea Irma Collado, representante de las madres en el Comité de Nutrición del centro educativo.
   
 “Estoy integrada a este proceso, porque me siento agradecida de la institución; ese es mi aporte, nos educan nuestros hijos, les dan alimentos y cuidan mis hijas y no pago ni un centavo. Lo menos que puedo hacer es dedicarles estas 4 horas cada día y así estoy cerca de mis niñas y sus amiguitos”, expresa Maribel Méndez, madre de dos niños que cursan el primero y segundo grado respectivamente.
   
Anabel Padilla, madre de dos niños, dice sentirse en el deber y con el derecho de prestarles la mano amiga a quienes les ayudan a formar y cuidar a sus niños como personas y académicamente: lo que nosotros hacemos aquí debería pasar en todas las escuelas del país; los padres somos responsables de colaborar con la escuela para que el proceso formativo sea exitoso.
   
El orden, la disciplina, higiene y un aire de paz y armonía delatan el arduo trabajo en equipo e interinstitucional que desarrollan, a decir de su directora Brunilda Alemán.         Explica que el éxito ha radicado en la integración de las familias al proceso, así como los encuentros sistemáticos de planificación y seguimiento que tanto la escuela, la iglesia, como la fundación Sinergy dan a cada proceso del calendario escolar.
   
El equipo de gestión de la escuela ha diseñado un proyecto de padre colaboradores  “Juntos hacemos más”, cuyo objetivo general es comprometer a la familia y entorno comunitario con el aprendizaje de los educandos, sensibilizando a las familias acerca de la importancia de colaborar permanentemente con el aprendizaje de sus hijos, fomentar el respeto y valoración por la labor que cumplen estos padres en la escuela y aumentar la autoestima de quienes realizan la labor de padres colaboradores,  mediantes charlas y convivencia para fortalecer su formación personal y social.
   
El Comité lo integran diez madres, que son rotadas acorde con el banco de espera de colaboradores, y funciona desde hace tres años, aunque fue el pasado año que el presidente Danilo Medina entregó las nuevas estructuras con 21 aulas.
   
El padre Juan Patricio Azcona, párroco de la comunidad y la escuela, dice que el sector se ha empoderado del centro educativo como un activo, en una respuesta positiva al trabajo de cogestión que desarrolla el Gobierno a través del Ministerio de Educación (Minerd), la Iglesia Católica, el Voluntariado Ciudad Santa María y la fundación Sinergy.

HISTORIA DE LA ESCUELA
   
Originalmente se llamaba Otra Banda, fue inaugurada en 1968 en el Gobierno del doctor Joaquín Balaguer, con 2 aulas. En el 2009 el entonces alcalde de Santiago, José Enrique Sued Sem, reconstruyó la escuela con 6 aulas.
   
A partir del 2007 cambió de nombre y se convirtió en la escuela Francisco Arias, y el pasado año el presidente Danilo Medina iluminó la populosa comunidad al entregarle una hermosa estructura con 21 aulas, comedor, cancha e inmersa en el sistema de Jornada Escolar Extendida, para nivel inicial y primaria.

MATRICULA
   
La matrícula total de educandos es de 778
Pre escolar    108
Primero      105
Segundo    116
Tercero  116
Cuarto  99
Quinto 112
Sexto  122
Personal docente y administrativo
Docentes   29
Administrativo 10
Apoyo  22
Coordinadores 3
   
HORARIO Almuerzo
11:45 a 12:30 nivel inicial
12:30 a 1:15, 1ro a 6to grado
   
Este modelo de gestión que cuida los detalles desde el ornato y embellecimiento de la planta física, los impecables uniformes; pantalón o falda azul marino con camisas blancas y corbatas para niños y niñas, un entusiasta y amoroso personal docente y de apoyo, así como la integración de las familias y comunitarios, bajo el manto de la fe y colaboración del sector privado,  convierten a la escuela Francisco Arias del populoso sector de la Otra Banda en Santiago  en el paradigma perfecto de la Revolución Educativa que impulsa el gobierno que encabeza el Presidente Danilo Medina.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords