23 Abril 2019 2:39 AM

PortadaNación

Senado aprueba Ley Régimen Electoral

Finjus cuestiona premura para aprobar proyecto

Pedro Guzmán Badía | ACTUALIZADO 10.02.2019 - 7:48 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Santo Domingo.-Los senadores aprobaron mayoritariamente   el proyecto de ley de règimen electoral la cual contempla condena de cinco años  de càrcel a los ciudadanos que voten ,en unas mismas elecciones, mas de una vez.
   
En la sesiòn extraordinaria realizada el pasado sàbado 24 de los 25 senadores votaron por la nueva ley.
   
La voz disidente fue la del senador por Pedernales Dioni Sànchez el cual critiò duramente que el proyecto fuera aprobado apresuradamente en menos de 24 horas.
   
La normativa refrendada por la mayorìa senatorial modifica aspecto sustanciales de la Ley Electoral 275-97,vigente.
   
Asimismo el prouyecto aprovado contempla la figura del procurador especializado  el cual deberà perseguir la compra de cèdulas y sancionar la doble votaciòn.
   
Tambièn la nueva normativa establece la sanciòn de dos a cinco años  de prisiòn  la compra de cèculas, asì como votar en mas de una vez y ejercer el derecho al voto por otra persona.
   
El artìculo 238 de la ley  establece ademàs la condena como crimenes electorales  con la penas de 2 a 5 años  de prisiòn  y hasta mil pesos  de multa los que sustraigan ,destruyan ,falsifiquen la lista de los inscritos ,documentos de propuesta, boleta  de votaciòn ,certificado  de elecciòn, acta de colegio y la credencial de funcionario electoral.
   
Por su parte el senador y presidente del PRM, Josè Ignacio Paliza considerò que la aprobaciòn de la nueva normativa  electoral deja pendiente  el arrastre a los senadores por parte de los diputados.

Finjus cuestiona premura para aprobar proyecto

La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) cuestionó este domingo que el Senado haya declarado el sábado de urgencia el proyecto de Ley Orgánica del Régimen Electoral y lo aprobara en dos lecturas consecutivas después que la pieza legislativa “permaneciera rezagada en el Congreso Nacional”
   
“Resulta paradójico, en primer lugar, que pese a ser una pieza legislativa crucial para el sistema democrático dominicano, permaneciera rezagada en el Congreso Nacional y que de manera apresurada se disponga a su conocimiento y sanción, dejando abierta la posibilidad de que contenga vacíos e inobservancias que podrían causar graves daños al Estado social, democrático y de derecho y a la seguridad jurídica que precisa”, dice la Finjus.
   
En un documento enviado a Diario Libre, la entidad hace también un “análisis del proyecto”, en el que cuestiona que obligue al ciudadano a votar cuando el numeral 2 del artículo 75 de la Constitución y el 208 establece que este está en libertad de decidir al respecto.
   
“De ahí que la obligatoriedad resulta incompatible con la prioridad de la libertad que promete nuestro sistema de valores políticos”, afirma.

En cambio, valora como “positiva” la propuesta de que se incluya una casilla en blanco en la boleta electoral para que el elector pueda expresar su no simpatía por las propuestas electorales existentes.
   
“Esto representa un paso hacia la garantía de la expresión voluntaria del ciudadano, lo cual no debe desnaturalizarse al anclarlo y/o supeditarlo a la disposición de la obligatoriedad del voto”, considera.
   
Sobre los debates entre los candidatos, Finjus reitera que los debates constituyen una sana práctica democrática que puede ser implementada en la cultura electoral dominicana, pero entiende que su regulación no debe poseer el carácter de obligatoriedad.
  
 “Otorgar el carácter de obligatorio a los debates electorales no resultaría factible, pues en un sistema jurídico esto implica la imposición de sanciones a quien no acuda a dichas convocatorias, lo cual pudiese entrar en pugna con ciertos derechos fundamentales”.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.