12 Noviembre 2018 8:10 PM

PortadaNación

Colegio de Abogados somete amparo contra Reglamento

Redacción | ACTUALIZADO 13.09.2018 - 7:55 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Santo Domingo.-El Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD) interpuso un recurso de amparo contra el Reglamento sobre Registro de Actos Notariales que, aseguran establece una tasa impositiva de 550 pesos en perjuicio de la ciudadanía y que a la vez, reduce la potestad del notario.
   
Miguel Surun Hernández, presidente del organismo, consideró que la resolución es ilegal, ya que la facultad de imponer impuestos es una atribución del Congreso Nacional. También planteó que la disposición dificulta el ejercicio de los notarios públicos.
   
El gremio de los abogados aseguran que llegarán hasta las últimas consecuencias para lograr que la disposición sea anulada.
   
La disposición aprobada mediante Resolución número 21/2018, que entró en ejecución el pasado lunes, establece que el registro de actos notariales estará a cargo del Secretario de la Presidencia o Sala que funja como presidencia de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación a la cual correspondiere el Juzgado de Primera Instancia donde está adscrito el notario.
   
Asimismo, consigna que cuando se trate de actos levantados por los funcionarios consulares de la República en el extranjero, en funciones de Notario Público, el registro estará a cargo de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional y el subregistro a cargo de la Presidencia de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia de la citada jurisdicción.
  
 El Reglamento además estipula que todo notario que levante un acto notarial, lo depositará en los 10 días siguientes a su fecha, en la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia al que está adscrito.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.