15 Diciembre 2018 9:51 AM

PortadaNación

Amarante Baret rechaza pueblo tome justicia en Pedernales

Pedro Guzmán Badía | ACTUALIZADO 13.03.2018 - 7:41 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Santo Domingo.-El Ministro de Interior y Policía, licenciado Carlos Amarante Baret, advirtió  que nadie tiene derecho a tomarse la justicia en sus propias manos, ya que son las autoridades del orden y la justicia las que deben apresar y castigar a los asesinos de los esposos Julio Reyes Pérez y Oneida Féliz Urbáez, un hecho  ocurrido en Pedernales y que ha causado la reacción de dominicanos en contra de los haitianos que viven en esa comunidad fronteriza.
   
Afirmó que el Estado dominicano no puede permitir acciones como la que se verificó en ese municipio, donde ciudadanos con una guagua anunciadora emplazaban en forma amenazante a los haitianos que viven  allí para que abandonaran el territorio dominicano.
   
Subrayó que si se permite que ciudadanos tomen la justicia en sus manos, “eso sería regresar a la barbarie, y en un Estado de Derecho, en un Estado civilizado, eso no debe suceder”, y permitir eso no sería humano ni civilizado. Manifestó que quien comete un hecho, no importa la nacionalidad, responde personalmente.
   
“Eso el Estado no lo puede permitir; eso el Estado no lo puede permitir, y por eso se ha reforzado la seguridad interna en Pedernales, se ha fortalecido la seguridad fronteriza, y naturalmente, el mensaje en Pedernales es claro: hay que dejar que las fuerzas del orden y la justicia actúen. Nadie tiene derecho a tomarse la justicia en sus propias manos”, insistió.
   
Trajo a colación el caso de la dominicana Ana Julia Quezada, acusada en Almería, España, del asesinato del niño Gabriel, hijo de su pareja, y sobre el particular apuntó que “a los dominicanos no nos gustaría que nuestros hermanos fueran perseguidos y maltratados en España por un hecho cometido presuntamente por una dominicana”.

  



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.