17 Julio 2019 6:22 AM

PortadaMiradorCandilejas

Tremenda película, pero…

Tremenda película, pero…

ampliar foto

Frank Perozo, Manny Pérez y Algenis Pérez.

Marilyn Ventura | ACTUALIZADO 12.06.2019 - 5:29 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Feliz día para tod@s

El pero es por la probable crítica o controversia que se pueda generar en torno al mensaje que nos quiere dejar la extraordinaria película “La Isla Rota”.
   
No hay ninguna duda que Félix Germán, quien escribe, dirige y actúa en el filme, cuidó hasta el más mínimo detalle para llevarnos una historia potable y bien contada.
   
Para la nueva generación será un gran aporte. Tener en pantalla un guion que nos rememore lo vivido hace tantos años y nos retrate la cruda realidad que pasamos con los hermanos haitianos no tiene precio.
   
Ahora bien, sobre esta película las críticas no se hacen esperar, hasta en la misma sala de cine la noche de la premier en Santiago, muchos quedaron dudosos y escépticos si en realidad los hechos sucedieron tal cual nos narra la producción cinematográfica de Germán.
   
Muchos se preguntaban, ¿entonces los dominicanos fuimos los malos en la matanza de tantos haitianos?…¿ellos eran víctimas y nosotros los victimarios…trabajaban honestamente y nosotros no queríamos pagarles lo que les correspondía…el dominicano es tan malo y tiene tan mal corazón?
   
Son tantas cuestionantes sin respuesta, por lo que entendemos esto puede tener sus encontronazos con historiadores y defensores de la patria.
   
Lo que sí les puedo asegurar es que la película en términos de fotografía, paisajismo, personajes, vestuario, edición, guión y actuaciones no tiene desperdicio.  Manny Pérez vuelve a impresionarnos con su forma particular de adueñarse de los personajes…y qué decir del santiagués Frank Perozo, me quedo sin palabras a la hora de definir su actuación, sin temor a equivocarme la mejor de su carrera. Algenis Pérez también se la luce en su protagónico.
   
No se queden en casa, la película es netamente para adultos, con un alto grado de violencia, vocabulario soez y sexo, sin embargo no pierde la estética ni la magia de un cine dominicano que cada día va más en ascenso. Bravo por Germán, quien se atrevió y lo logró.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.