18 Julio 2019 5:20 PM

PortadaEconomía

¿Por qué las PYMES Dominicanas no tienen un Plan Estratégico?

Eladio Frías | ACTUALIZADO 20.04.2015 - 5:27 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Con el plan estratégico sabemos  dónde estamos y dónde queremos llegar, cuales son los objetivos de la empresa, cuales son los riesgos y las oportunidades previsibles y que circunstancia del mercado es probable que se presenten. Se inicia identificando lo que se desea y fijando con claridad los propósitos que se pretenden, con ideas claras y con información relevante.

Planificar estratégicamente significa pensar a futuro, representa el camino hacia el éxito de cualquier empresa.  Un agricultor, sabe en qué estación del año puede sembrar, identifica los meses de lluvias, de sequía y de frio. De no existir el plan estratégico, resultaría difícil la supervivencia de las empresas, si no se cuenta con una guía clara que conduzca con mayor seguridad y eficiencia hacia el futuro que se desea.  

Debe ser monitoreado y revisado constantemente, esto permite que la empresa pueda mantener una ventaja competitiva que la haga diferente en el mercado.  Uno de los grandes problemas para llevar a cabo el plan, es que el futuro es incierto y que nadie sabe con exactitud lo que ocurrirá en los próximos años.  


Así que debemos movernos como una brújula aprovechando el viento que sopla a nuestro favor y enfrentando con estrategias el viento que se aproxima en contra.

Los propietarios de negocios y la alta gerencia de la empresa son responsable de hacer el plan estratégico y que se ejecute.  La gran mayoría de empresarios pagan grandes sumas de dinero por este plan, engavetándolo y dejando al tiempo este proceso.

Qué, cuándo y cómo alcanzaremos  los objetivos, son las preguntas que debemos hacernos para iniciar el plan estratégico. Se proyecta a largo plazo, 3 a 5 años, se evalúan los riesgos que puede enfrentar la empresa y busca minimizar  la incertidumbre en el futuro, además de ayudar  a aumentar la eficiencia y eficacia en el logro de los resultados deseados.

Para incrementar la eficiencia y eficacia en el logro de los resultados deseados, aprovechando de forma racional los recursos con los que se cuentan mientras se disminuyen los posibles riesgos causados por la natural incertidumbre del ambiente.

Además el plan estratégico ayuda a mantener una ventaja competitiva y una mayor rentabilidad. Es muy útil para los empresarios que buscan aprovechar las capacidades productivas de la empresa, donde los tomadores de decisiones consiguen anticiparse ante cambios en el contexto y mantener su negocio como una opción competitiva dentro del mercado.

El ambiente externo e interno son los dos elementos primordiales que debo tomar en cuenta para elaborar mi plan estratégico.  Los objetivos a corto, mediano y largo plazo, las estrategias, las políticas, las condiciones económicas, los recursos humanos,  el mercado, el producto o servicio, la competencia, las tendencias del mercado, los factores sociales, políticos, culturales, los clientes, proveedores, la tecnología. 

El cliente es el objetivo final del plan estratégico. Ellos son cada vez más exigentes, se mantienen bien informado y cambian a menudo sus necesidades.  
Los competidores son el principal obstáculo que en algunos casos impide que nuestro plan de lleve a cabo correctamente, pues si ellos mejoran sus estrategias nosotros también debemos mejorarla.

El autor es presidente de la firma de consultoría: REPSAP INTERNANATIONAL, SRL empresa de consultoría, asesoría y capacitación empresarial. 809-583-7254




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.