17 Agosto 2019 5:37 PM

PortadaEconomía

Embajador explica cambios en ayuda Unión Europea

Embajador explica cambios  en ayuda Unión Europea

ampliar foto

El embajador Alberto Navarro, al centro, interviene en el almuerzo del Grupo Corripio, le acompañan, Manuel Corripio, Matteo Banti, Nelson Marrero y Ricard Bardia. Foto: Fuente EXTERNA.

Redacción | ACTUALIZADO 28.02.2014 - 8:32 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Santo Domingo.-La ayuda al desarrollo de parte de la Unión Europea a República Dominicana ha evolucionado, en los últimos 25 años, de buscar la solución de problemas básicos como agua potable y salud al apoyo de las reformas institucionales fundamentales del Estado en áreas como educación, seguridad ciudadana y jurídica, medio ambiente, generación de empleos y apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas, afirmó el jefe de la delegación de la UE en República Dominicana.
   
El embajador Alberto Navarro explicó que ese cambio en el destino de la ayuda al desarrollo de República Dominicana se debe a los niveles de desarrollo alcanzados por el país, las reformas introducidas en el accionar del Estado y el cumplimiento de los planes y metas trazados en forma conjunta.
   
Precisó que República Dominicana es un ejemplo de manejo adecuado de la ayuda al desarrollo ofrecida por la Unión Europea, particularmente tras el ingreso del país al acuerdo de Lomé IV.
   
Citó que mientras República Dominicana ha cumplido con todos los planes indicativos nacionales, otros países signatarios aún están en búsqueda de solucionar problemas básicos elementales, como el suministro de agua.           

 Navarro dijo que República Dominicana es el país de América Latina que ha tenido un desarrollo relativo promedio más alto en los últimos 30 años.
  
 “Lo que está en discusión no es la capacidad de la República Dominicana para generar riquezas, sino la forma en que esa riqueza ha estado siendo distribuida entre los dominicanos”, dijo.
  
 Indicó, en esa dirección, que la ayuda de la Unión Europea, en lo adelante, estará dirigida a ayudar a los dominicanos a lograr a través de reformas estructurales un cambio en esa distribución.

Dijo que por ello parte importante de la ayuda estará siendo dirigida al apoyo del sector educación y en la generación de empleos a través de la ampliación de las capacidades de la pequeña y mediana empresa.

Planteó que “los dominicanos deben elevar su autoestima”, debido a que la percepción que se tiene en el exterior, particularmente en los organismos multilaterales, de los logros en el desarrollo económico e institucional de la República Dominicana son mayores a los que tienen los propios dominicanos de sí mismos.
   
El embajador de la Unión Europea emitió sus consideraciones al participar como invitado al almuerzo semanal de los medios de comunicación del Grupo Corripio, acompañado de Matteo Banti, jefe del sector contratos y finanzas y Ricard Bardia, jefe de operaciones.
   
Navarro, con cinco meses al frente de la Delegación de la Unión Europea, tras ocupar el cargo embajador de España ante el Reino de Marruecos, tiene una amplia experiencia en los temas relacionados con el manejo de las ayudas europeas de carácter humanitarias y al desarrollo.

Durante su intervención, resaltó los cambios ocurridos en la ayuda al desarrollo en los últimos 25 años, que han permitido el logro de importantes cambios en la agenda dominicana, tanto en lo relacionado al desarrollo económico como institucional.
   
Destacó que esa ayuda al desarrollo ha ido disminuyendo en la medida en que ha crecido la economía dominicana.

Citó al respecto que mientras para este año en República Dominicana la ayuda será de algo más de 150 millones de euros en varios programas, la ayuda directa a Haití estará cercana a los 500 millones de euros.
   
Precisó además que parte importante de esa ayuda no se canaliza a través de organizaciones no gubernamentales, como ocurría con anterioridad, sino a través de las agencias gubernamentales como apoyo presupuestario, lo que es un cambio muy significativo.
   
El embajador Navarro se refirió ampliamente a las relaciones binacionales entre República Dominicana y Haití, indicando que según las cifras de organismos internacionales, para los haitianos, la República Dominicana es su principal socio comercial, incluso por encima de Estados Unidos.

Estimó que la desconfianza existente entre los dos países debe ser superada a través del diálogo y el desarrollo de planes conjuntos en diversas vertientes, preservando cada país su propia identidad.  En forma particular, citó los casos de España y Portugal, que de una relación de desconfianza de siglos, tras su integración a la Unión Europea han desarrollado un comercio bilateral, que es 10 veces mayor al que mantiene España con toda América Latina.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.