16 Octubre 2018 4:19 AM

PortadaEconomía

¿Por qué es necesario un plan estratégico en la empresa?

Eladio Frías | ACTUALIZADO 10.10.2018 - 6:55 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El plan estratégico es un documento que diseña el futuro de la empresa con una visión a largo plazo, estableciendo las estrategias y recursos necesarios para lograr las metas y objetivos, alcanzando altos niveles de fidelidad, entendiendo la realidad actual y cuál es la dirección que debe tomar la empresa para apuntar hacia el futuro.
   
Esta herramienta además de ser realista, muestra el camino más corto, seguro, eficiente y económico a la empresa para alcanzar sus objetivos, que está asociado a nuestra capacidad para imaginar el futuro deseado.
   
Planificar estratégicamente significa pensar a futuro, representa el camino hacia el éxito de cualquier empresa.  Un agricultor, sabe en qué estación del año puede sembrar, identifica los meses de lluvias, de sequía y de frio.
   
De no existir el plan estratégico, resultaría difícil la supervivencia de las empresas, si no se cuenta con una guía clara que conduzca con mayor seguridad y eficiencia hacia el futuro que se desea, es más difícil y riesgoso lograr lo que se pretende, y con mayor probabilidad estará presente el fracaso.
   
Todas las empresas, sean públicas o privadas, industriales, comerciales, de servicios, grandes o pequeñas, con fines o no de lucro, deben contar con un plan estratégico que le ayude a fijar metas, para llegar a nuevos mercados e introducir nuevos productos. Cuando las empresas no cuentan con esta herramienta, cada miembro de la organización va por su lado sin saber los objetivos que se quieren alcanzar a largo plazo.
   
Es responsabilidad de los líderes de la organización que el plan sea transmitido hacia todo el personal generando sinergia entre los colaboradores para la obtención de sus objetivos. Asimismo, este plan ayuda a que cada uno sepa hacia donde se quiere ir y se comprometa con ese destino.
  
Debe ser monitoreado y revisado constantemente, esto permite que la empresa pueda mantener una ventaja competitiva que la haga diferente en el mercado.  Uno de los grandes problemas para llevar a cabo el plan es que el futuro es incierto y que nadie sabe con exactitud lo que ocurrirá en los próximos años.  Así que debemos movernos como una brújula aprovechando el viento que sopla a nuestro favor y enfrentando con estrategias el viento que se aproxima en contra.
  
Los propietarios de negocios y la alta gerencia de la empresa son responsable de hacer el plan estratégico y que se ejecute.  La gran mayoría de empresarios pagan grandes sumas de dinero por este plan, engavetándolo y dejando al tiempo este proceso.

Cuando los objetivos son reales, medibles, alcanzables y conocidos por todos en la empresa.

Se involucran el más alto nivel de la empresa, se proyecta a largo plazo, se  monitorea periódicamente para medir los resultados alcanzados, se actualiza la información constantemente y se ejecuta en base un presupuesto.

El autor es presidente de la firma de consultoría: REPSAP INTERNANATIONAL, SRL empresa de consultoría, asesoría y capacitación empresarial.







0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.