20 Agosto 2017 8:44 PM

PortadaDeportesRincón Deportivo

No se pudo…

No se pudo…

ampliar foto

Equipo dominicano esta vez quedó a mitad del camino en el Clásico. Fotos fuente externa.

NOTICIAS RELACIONADAS

Domingo Hernández | ACTUALIZADO 20.03.2017 - 3:55 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Dominicana hizo el esfuerzo, pero no se pudo y hoy la población dominicana, muy en especial el país deportivo, arrastra la frustración de que su equipo no pudo clasificar a la ronda semifinal del Clásico Mundial de Béisbol 2017.
   
Había muchas esperanzas de que el representativo nuestro, campeón invicto del pasado Clásico 2013, con un equipo plagado de estrellas, pudiese derrotar de nuevo a los Estados Unidos y consecuentemente lograr su paso a la citada ronda.
   
Sin embargo, falló el bateo situacional, pero también hay que darle crédito  a la buena ofensiva y hermética defensa de los Estados Unidos para impedir que la escuadra quisqueyana, en el papel el más sólido equipo de todo el certamen, concretizara el sueño de reeditar la corona de campeón.

 No hay nada que lamentar, Se batalló, se hizo el intento,pero, contrario a la edición anterior, esta vez no se pudo porque las cosas no salieron bien en esta etapa de la justa frente a dos grandes rivales –Puerto Rico y Estados Unidos-.Empero el prestigio de nuestro béisbol,en un torneo de jerarquía suprema en cuanto a calidad,  permanece intacto, a juzgar por el desempeño en los cinco partidos en que vio acción el representativo criollo. Será en otra ocasión.
 
 Golovkin pasó apuros…

El pasado sábado, en el Madison Square Garden, de Nueva York, el kasajo Gennady Golovkin libró la pelea más difícil de su carrera.
           
Si bien ganó ajustadamente, Golovkin pasó apuros durante buena parte del combate pactado a 12 asaltos, frente a un rival que, como el norteamericano Daniel Jacobs, le exigió el máximo de sus facultades y le planteó una estrategia altamente difícil de descifrar.
          
 Golovkin se llevó una decisión unánime en una contienda en la que por primera vez en mucho tiempo –sumaba 23 nocauts consecutivos-, tuvo que pelear todo el límite contra Jacob que le boxeó y se movió con persistente velocidad, utilizando su mayor estatura y alcance y combinaciones esporádicas que hicieron blanco en el rostro de Golovkin, quien no obstante, nunca dejó de presionar.
   
Golovkin, que no estuvo a la altura de otras peleas, lució vulnerable, su defensa se vio muy limitada e incluso recibió castigo como nunca por parte de Jacobs.
   
A Jacobs, no obstante, que hizo una pelea inteligente, le faltó un poco más de voluntad, sobre todo en los primeros asaltos.
   
Ya a partir de la segunda mitad, Jacobs fue más efectivo y, aunque se mantuvo siempre moviéndose y buscando la pelea a distancia con jabs y rectos largos, sus impactos no parecían hacer daño a Golovkin.
   
El norteamericano cambió de guardia constantemente, como forma de confundir y desconcertar a Golovkin, quien pareció permanecer inmutable en la mayor parte de ese último tramo, pese a que recibió algunos buenos golpes.
   
Golovkin, que extendió sus palmarés a 37-0, con 33 triunfos por la vía rápida, finalmente convenció a los jueces de que merecía la victoria, al comportarse más voluntarioso y efectivo, en sentido general.
   
Aún así, la votación de los jueces, fue un poco exagerada, pues dos de ellos vieron ganar al ruso 115-112, tarjetas idénticas que no compartimos, aunque si la de un tercero que vio el duelo con sólo diferencia de un punto (114-113), en  razón de que el combate  fue bastante cerrado.
   
La pelea, en la que Golovkin retuvo las diademas de la Asociación Mundial de Boxeo –AMB-, Consejo Mundial de Boxeo –CMB-, Federación Internacional de Boxeo –FIB- y Organización Internacional de Boxeo –OIB-, dejó abierta la posibilidad de una revancha.
   
Jacobs, que  que cayó a 32-2-, con 29 nocauts,en su condición de retador, pudo hacer forzado más el combate –este fue uno de los elementos que lo perjudicaron ante los jueces- representó un “hueso duro de roer” para Golovkin y pudiese ser un rival atractivo para este último en un futuro.
   
Sin embargo, da la impresión de que Golovkin en lo adelante se concentrará en concertar el esperado duelo ante el mexicano Saúl –Canelo-Alvarez, que es la pelea en donde estarán envueltas cfras millonarias y la que el mundo del boxeo quiere ver.
   
Por lo pronto, Golovkin despejó de su camino a quien pudo ser su mayor amenaza –Jacobs-, mientras “El Canelo” tiene en agenda enfrentar a su compatriota Julio César Chávez Jr el 6 de mayo próximo. Si “El Canelo” sale airoso, como se espera, es muy probable que a fines de este año o principios del 2018 se materialice su pleito con Golovkin. Estén atentos. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito de Golovkin, es prudente señalar que éste conquistó su primer título mundial –el de la AMB- al vencer por nocaut en tres vueltas al colombiano Nilson Julio Tapia, el 26 de diciembre del 2010, en su natal Kazakhstan. Ya suma 17 defensas exitosas de esa corona. ¡Suena la campana! ¡Climmp!
 



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords