23 Julio 2017 4:38 PM

PortadaDeportesRincón Deportivo

Contraste…

Contraste…

ampliar foto

Víctor –Chobi-Díaz

NOTICIAS RELACIONADAS

Domingo Hernández | ACTUALIZADO 10.01.2017 - 9:11 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras



Enorme el contraste que se registró en esta temporada en la serie regular con respecto a la correspondiente al 2008-2009, en lo relativo a jonrones conectados.
   
Este año, en la temporada regular, la producción de jonrones fue tan pobre que apenas se quedó en cuatro, en cuyos renglón fueron varios los jugadores que terminaron como co-líderes.
   
En ese orden, se inscriben los nombres de los dominicanos Ramón Torres, Gigantes del Cibao y Marco Hernández, Tigres del Licey, así como los norteamericanos Dilan Cozens, Aguilas Cibaeñas,y Rhys Hospkins, Gigantes del Cibao, todos con cuatro cada uno.
   
Han sido muchos los comentarios respecto a las causas de este descenso. Sin embargo, una mayoría coincide en que la realidad es que la bola es mucho menos “viva” que en otras ocasiones.
   
De ser así, se ha dado todo lo contrario a lo ocurrido en la 2008-2009, ocasión en la que la bola se pasó de “viva”, en aquella oportunidad pues los jonrones abundaron de manera extraordinaria.
   
Cabe señalar al respecto, que, en sentido general, en 150 partidos, se conectaron un total de 289 cuadrangulares, para promedio de 1.93 por juego.
   
Y en lo individual, Víctor –Choby- Díaz, para entonces jardinero  de las Aguilas Cibaeñas, estableció la marca de más jonrones para una temporada  en la pelota dominicana, con 17.
   
Es oportuno señalar, que la hazaña de Díaz fue uno de los acontecimientos más impactantes en esa edición del tradicional torneo.
   
Se recuerda que el récord anterior en ese sentido, era de 14 y lo compartían el norteamericano Dick Stuart, quien lo había establecido en la estación 1957-58 con el uniforme de las Aguilas Cibaeñas  y Freddy García, en la 1998-1999, con los Leones del Escogido.
   
Díaz había roto esa marca el 7 de diciembre del 2008, al conectar su vuelacercas número 15 ante los envíos del lanzador zurdo Shane Youman (Cangrejeros de Santurse) en el estadio Hiram Birthorn, de San Juan, Puerto Rico, en uno de esos partidos interligas que jugaban para la época puertorriqueños y dominicanos, y que eran válidos para el calendario regular de ambas ligas.
   
Posteriormente, Díaz volvió a despachar dos batazos más de cuatro esquinas para completar los 17.
   
La verdad que en esa temporada,los jonrones estuvieron a granel y las emociones igualmente alcanzaron su punto máximo. Se quiso,incluso, cuestionar los récords establecidos por lo relativo a las bolas utilizadas. Empero las estadísticas se hicieron oficiales y las proezas que se escribieron en el terreno de juego quedaron ahí para la historia. ESQUINITAS-. Despertó el bate de Hanley Ramírez, ahora los liceístas esperan lo propio del de Emilio Bonifacio, quien  al inicio del partido de ayer ante los Gigantes en 27 turnos apenas había bateado un imparable. Bonificio, uno de los jugadores emblemáticos de los Tigres, por su experiencia, velocidad y pimentoso juego, es un hombre vital para los azules en su propósito de lograr un boleto para la serie final…PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES:En la temporada 2000-2001, Mendy López, Aguilas Cibaeñas, bateó para 280 de promedio en los 32 partidos en que vio acción, con 28 imparables conectados en 100 turnos agotados, con seis cuadrangulares, ocho dobles, 20 carreras anotadas y 18 remolcadas. ¡Suena la campana! ¡Climmp!




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords